Hoy

Los sindicatos piden al Gobierno renegociar con Bruselas la reducción del déficit

Los secretarios generales de CC OO, Ignacio Fernández Toxo (d), y de UGT, Pepe Álvarez (i).
Los secretarios generales de CC OO, Ignacio Fernández Toxo (d), y de UGT, Pepe Álvarez (i). / Efe
  • UGT y CC OO rechazan "de plano" que en 2017 haya que hacer un nuevo ajuste de 5.500 millones y quieren al menos un año más para cumplir lo pactado con la Comisión

A poco más de semana y media de que se haya iniciado la legislatura, los sindicatos no quieren perder el tiempo y le han enviado una carta al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la que ponen de manifiesto la hoja de ruta que consideran hay que seguir en los próximos meses. Tanto UGT como CC OO rechazan “de plano” un nuevo ajuste de 5.500 millones de euros, tal y como reclama Bruselas para el próximo año, y piden al nuevo Ejecutivo que, apoyado en el Parlamento y la sociedad, le plantee a la Comisión la renegociación de la senda de consolidación fiscal, consiguiendo al menos un año adicional, de tal manera que el país pueda tener un poco más de tiempo y los ciudadanos ganen derechos. Ésta es una de las primeras demandas que defendieron los líderes de ambas organizaciones en una rueda de prensa conjunta y así se refleja en el manifiesto que presentaron bajo el título 'Recuperar a las personas, construir juntos el progreso'.

“Sería aconsejable que España contara con un año más para la consolidación de las cuentas”, sostuvo el secretario general de CC OO , Ignacio Fernández Toxo, quien estimó que “parece desde todo punto de vista imposible alcanzar el objetivo de 2017 si no se hacen las cosas distintas a las que se están planteando”.

Cabe recordar que Bruselas ya ha concedido a España una prórroga de dos años para cumplir con el objetivo de rebajar el déficit del 3%, por lo que parece bastante improbable que vuelva a posponerlo un año más. Si en un principio el déficit del país ya tendría que estar por debajo del 3% en 2016, se pactó que fuera del 4,6% este año y del 3,1% en 2017, con lo cual como mínimo hasta 2018 no se lograría el objetivo. Por su parte, el Gobierno defiende que el tijeretazo de 5.500 euros que estima habrá que hacer de los presupuestos del próximo año no tenga que venir solo de recortes, sino que considera que una parte se logrará gracias a unos ingresos mayores.

Reforma fiscal

Los sindicatos dejaron claro que el nuevo Gobierno "no debe mantenerse en el estrecho marco de la austeridad a la ultranza que le ha caracterizado", a tenor del nuevo escenario económico y social. “Nos gustaría que esta legislatura sea de diálogo, negociación y acuerdo”, indicó el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, quien resaltó la importancia de alcanzar objetivos reales en materias fundamentales como las pensiones, la negociación colectiva, la lucha contra la pobreza, la educación o la sanidad. Ambas organizaciones abogaron por la necesidad de establecer un plan de choque por el empleo, revertir las reformas y recortes en educación o acometer una reforma integral del sistema fiscal, entre otras medidas.

“Sería aconsejable que España contara con un año más para la consolidación de las cuentas”, sostuvo el secretario general de CC OO , Ignacio Fernández Toxo, quien estimó que parece desde todo punto de vista imposible alcanzar el objetivo de 2017 si no se hacen las cosas distintas a las que se están planteando”.

Cabe recordar que Bruselas ya ha concedido a España una prórroga de dos años para cumplir con el objetivo de rebajar el déficit del 3%, por lo que parece bastante improbable que vuelva a posponerlo un año más. Si en un principio el déficit del país ya tendría que estar por debajo del 3% en 2016, se pactó que fuera del 4,6% este año y del 3,1% en 2017, con lo cual como mínimo hasta 2018 no se lograría el objetivo. Por su parte, el Gobierno defiende que el tijeretazo de 5.500 euros que estima habrá que hacer de los presupuestos del próximo año no tenga que venir solo de recortes, sino que considera que una parte se logrará gracias a unos ingresos mayores.

Los sindicatos dejaron claro que el nuevo Gobierno "no debe mantenerse en el estrecho marco de la austeridad a la ultranza que le ha caracterizado", a tenor del nuevo escenario económico y social. “Nos gustaría que esta legislatura sea de diálogo, negociación y acuerdo”, indicó el secretario general de UG, Pepe Álvarez, quien resaltó la importancia de alcanzar objetivos reales en materias fundamentales como las pensiones, la negociación colectiva, la lucha contra la pobreza, la educación o la sanidad. Ambas organizaciones abogaron por la necesidad de establecer un plan de choque por el empleo, revertir las reformas y recortes en educación o acometer una reforma integral del sistema fiscal, entre otras medidas.