Hoy

La brecha salarial entre hombres y mujeres se estanca en el 20%

Una mujer trabaja con un portátil.
Una mujer trabaja con un portátil. / Archivo
  • El paro femenino es seis puntos superior al masculino de media en los últimos 15 años y las trabajadoras soportan el triple de parcialidad no deseada que los varones

  • Fedea propone que sea obligatorio coger uno o dos días de permiso de paternidad o que se incentiven fiscalmente

La brecha salarial de género en España se ha estancado. En concreto, una mujer gana alrededor de un 20% menos que un hombre a igual trabajo y responsabilidad con datos de 2014. Una cifra similar a la que existía en 2007, según el estudio de Fedea presentado hoy. Y es que la crisis redujo algo esa desigualdad debido que los hombres sufrieron un mayor ajuste salarial en la crisis por ser más elevadas sus retribuciones, pero la recuperación ha vuelto a incrementar la diferencia.

Pero la desigualdad también se percibe en las dificultades para acceder al mercado laboral. Aunque el documento recoge que la incorporación de la mujer al trabajo se ha duplicado en los últimos 30 años al pasar de un 35% en 1985 a un 68% en la actualidad, todavía hay "margen de mejora". De hecho, la tasa de paro femenino es seis puntos superior al masculino de media en los últimos 15 años. Asimismo, las mujeres soportan una tasa de parcialidad no deseada casi tres veces superior a la de los hombres (un 8% frente a un 3%).

Sin embargo, la brecha de género no sólo se sitúa en la remuneración, sino también en el ascenso profesional a pesar de tener una formación superior a la de los hombres. En este sentido, el estudio señala lo que considera "techos de cristal" y que son sectores en los que a mayor nivel o responsabilidad, menos mujeres hay. Es el caso de la carrera judicial, la carrera universitaria o en la política.

Cuotas obligatorias temporales

En el caso de las empresas, sólo el 17% de los consejeros de las grandes compañías son mujeres. Para tratar de corregir este problema algunos países han establecido cuotas obligatorias. Una medida que para el subdirector de Fedea, José Ignacio Conde-Ruiz, puede ser positiva siempre que su implantación sea "gradual" y "temporal". Algo que ya se ha hecho en Italia, donde se obligó a que un tercio del consejo fuesen mujeres y la proporción debe mantenerse durante tres mandatos. Una medida que ha conseguido una "mejora de la gobernanza" de las compañías con un "impacto positivo en la cotización bursátil de las empresas".

Otra de las maneras de reducir la brecha salarial tiene que ver con mejorar la conciliación familiar y laboral. En este sentido, el estudio recuerda que el permiso de paternidad tiene un uso muy bajo de apenas el 10% en España. Para mejorar esa cifra desde Fedea proponen que sea obligatorio cogerse una parte del permiso de paternidad, "al menos durante uno o dos días". También consideran que otra alternativa puede ser incentivar fiscalmente acogerse a ese permiso, algo que ya ocurre en Alemania.