Hoy

Ignacio Fernández Toxo
Ignacio Fernández Toxo / José Ramón Ladra

CC OO rechaza su fusión con UGT porque «no aportaría gran cosa»

  • Fernández Toxo cree que un movimiento semejante distraería la atención y dejaría de lado otras cuestiones prioritarias en la actualidad

El secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, ha afirmado este martes que desde CC OO rechazan iniciar un proceso de fusión sindical con UGT porque "no aportaría gran cosa", aunque si están a favor de estrechar lazos con otras organizaciones. Así lo ha señalado durante la clausura del debate 'Repensar el sindicato' al considerar que una "fusión" con el otro sindicato mayoritario distraería mucho la atención de las cuestiones que son prioritarias en la actualidad.

"El mundo del trabajo está en cambio y las organizaciones no pueden interiorizarse en un proceso de fusión que no aportaría gran cosa a lo que ya aporta la unidad de acción sindical, distraería la atención durante bastantes años y además tienen estructuras muy distintas", ha recalcado Toxo.

Sobre la próxima reunión de sindicatos y empresarios para seguir negociando la subida salarial para 2017, Toxo ha indicado que los sindicatos tienen reuniones periódicas con las organizaciones empresariales para tratar el tema salarial. No obstante, ha confirmado que está prevista una reunión con las organizaciones que puede ser "provechosa" para hablar de proyectos de futuro que "vayan más allá del propio acuerdo de negociación colectiva".

Crisis de afiliación

En lo que respecta al debate interno del sindicato, Toxo ha apuntado que éste ha ayudado a entender dónde tenía "lastre" la organización y qué tenían que hacer para desprenderse de él. Además, ha afirmado, ha sido "imprescindible" para intentar aprender lo que estaba pasando, extraer las lecciones adecuadas y tratar de proyectar el sindicato para futuro.

Asimismo, ha explicado que con este debate no se está "reseteando" la organización ni tampoco buscan volver a fundarla, sino que el objetivo es repensar el sindicato y su utilidad. "Tenemos claro que somos una organización de parte, porque representamos a parte de la sociedad e intentamos defender sus intereses", ha añadido. "CC OO tiene que saber en qué lugar está y qué posición ocupa dentro de la sociedad española".

La afiliación ha sido otro de los principales objetivos a debatir en este encuentro. El secretario general ha afirmado que los problemas en este ámbito comenzaron en 2012 y ha recalcado que "siguen estando presentes". "Nuestra crisis de afiliación tiene que ver con cómo está el mercado de trabajo", ha indicado Toxo. Asimismo, ha puesto de relieve que tienen un grave problema con la afiliación de los jóvenes y las mujeres.

Por otro lado, también ha recordado el problema del modelo representativo en empresas de menos de 6 trabajadores, ya que a pesar de que desde el sindicato les pueden negociar el convenio colectivo, no pueden votarles en las elecciones sindicales por el volumen de su plantilla.