Hoy

La UE necesitará «un gran esfuerzo» para lograr los objetivos de empleo para 2020

  • La crisis ha disparado el paro y ha aumentado la exclusión y las disparidades, según un informe publicado hoy

La Unión Europea (UE) necesitará un "esfuerzo sustancial" para lograr los objetivos de empleo y contra la pobreza fijados para 2020, por culpa de la crisis, que ha disparado el paro y ha aumentado la exclusión y las disparidades, según un informe de la Comisión Europea (CE) publicado hoy.

El sexto informe sobre la cohesión económica, social y territorial de la Unión Europea (UE) pone de relieve que la Unión se encuentra hoy "mucho más lejos" de esos objetivos que en 2010, cuando fueron establecidos. Entonces, los Estados miembros se fijaron como meta reducir en al menos 20 millones el número de europeos en riesgo de pobreza para 2020. Además, los países se propusieron elevar la tasa de empleo de la Unión al 75% en 2020.

Sin embargo, desde 2008 las tasas de empleo han caído en casi todos los Estados miembros y existe la mayor tasa de desempleo que se ha conocido en Europa en los últimos veinte años.

El documento indica que además se ha extendido la pobreza y la exclusión social. Estos hechos suponen, añade el informe, que "hará falta un esfuerzo sustancial en los próximos seis años" para lograr esas metas, teniendo en cuenta las importantes restricciones presupuestarias.

Inyección de financiación

El informe deja claro que la política de cohesión de la UE ha ayudado a mitigar los efectos de la crisis, ya que ha contribuido a crear puestos de trabajo y a reducir las disparidades entre regiones.

En particular, según el informe, "ha amortiguado el espectacular descenso de las inversiones públicas mediante la inyección de financiación necesaria en una buena parte de los países". Sólo en la UE, la inversión pública cayó de media un 20% entre 2008 y 2013, mientras que en Grecia, España e Irlanda la reducción fue del 60%.

Además, esta política ha permitido "financiar miles de proyectos" para apoyar a pymes o ayudar a emprender y ha facilitado a millones de hogares el acceso a las redes de banda ancha.

El informe subraya que, a pesar de los resultados positivos de esta política, "aún hay margen de maniobra para mejorar" y enfatiza la importancia de concentrar la financiación en un número limitado de prioridades clave y de garantizar que se dan las condiciones correctas para que estas medidas tengan el mayor impacto posible.

En ese contexto, recuerda que la eficiencia energética, el empleo y las pymes serán el núcleo central de la política de cohesión europea entre 2014-2020.

Según la CE, la política de cohesión permitió crear en el anterior periodo presupuestario unos 600.000 nuevos puestos de trabajo y ayudó a encontrar trabajo a 5,7 millones de personas, mientras que ayudó a la formación de unos 8,6 millones de europeos.