La sequía estanca las ganancias de las grandes eléctricas

Embalse de Portomarín (Lugo) - MIGUEL MUÑIZ/
Embalse de Portomarín (Lugo) - MIGUEL MUÑIZ

J. A. BRAVO

madrid. La sequía es ya el principal quebradero de cabeza de muchos sectores, también el energético. Su larga duración, unida a la escasez de fuertes vientos en buena parte del año, ha estancado prácticamente las ganancias de las grandes eléctricas entre enero y septiembre.

Subieron, pero apenas cuatro décimas, lo que dejó su beneficio conjunto en 4.294 millones de euros. Y esa mejora se debe en exclusiva a la buena marcha del negocio internacional de Iberdrola, sobre todo con el avance de su división de renovables en EE UU (que aporta ya un 36% de sus ingresos en este capítulo), Reino Unido (con un alza del 35% en sus ingresos eólicos), Brasil y México. Iberdrola registró un beneficio neto de 2.416 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone un incremento del 18,4% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. Gas Natural ganó 793 millones, un 14,7% menos; y Endesa obtuvo un beneficio neto de 1.085 millones, un 16,9 % menos.

La facturación global de las grandes firmas creció un 5,4% hasta los 55.048 millones. De ellos, Iberdrola aportó casi la mitad con 22.285 millones, un 3,5% más, aunque sus dos rivales mejoraron más sus ventas: un 8,2% Gas Natural hasta 17.940 millones y otro 5,1% Endesa con 14.824 millones.

Fotos

Vídeos