Los motivos para el 8 de marzo más reivindicativo

Manifestación en Vigo por los derechos de las mujeres realizada el pasado domingo. / EFE
8-M

Destacadas profesionales de la ciencia, la empresa, el deporte o las artes analizan la situación de la mujer

R.C. Madrid
Jueves, 8 marzo 2018, 17:18

Este será el 8 de marzo más reivindicativo de la historia con la primera huelga feminista en la historia de España. Razones no faltan: la brecha salarial que hace que la mujer cobre un 13% menos que un hombre cuando desempeñan trabajos similares, una diferencia que aumenta al 14,3% en las empresas con más de 200 trabajadores y se reduce al 9,4% en las compañías de menos de 10 empleados (según un estudio de Fedea); el techo de cristal por el que las mujeres no llegan al 20% de los puestos de decisión, mientras que en 15 empresas cotizadas del mercado continuo no hay consejeras y en 42, solo una, como muestra el informe elaborado por el IESE y Atrevia.

Más información:

En cuanto a las prestaciones por desempleo son un 14,6% inferiores a las que reciben los hombres (755 euros mensuales ellas frente a 884 ellos), además de tener una tasa de cobertura por desempleo diez puntos porcentuales inferior, según un estudio presentado por CC OO; también cobran una pensión media de jubilación un 36,1% menor que los hombres; un mercado laboral en el que la precarización también les castiga ya que el 28% de los contratos a tiempo parcial que firman son inferiores a siete días y el 60% son inferiores a 12 meses; además en el que ocupan el 75% de los trabajos a tiempo parcial; también en las tareas del hogar, las mujeres dedican 4,8 horas al día al trabajo no remunerado (trabajo doméstico o cuidado de los hijos) mientras que los hombres sólo ocupan 2,4 horas con los trabajos del hogar, según un estudio de la OCDE.

Charo Izquierdo - Directora de Mercedes Benz Fashion Week Madrid

«Seguimos infravaloradas e infrarrepresentadas»

Charo Izquierdo.

Las mujeres hoy estamos como se dice en el colegio progresando adecuadamente. Pero después de esta introducción tan políticamente correcta, o casi, tengo que decir que ¡muy lentamente! Por suerte, la sociedad está despertando lo suficiente no sólo para trabajar sino para despertarse y gritarlo.

No es posible que se siga despreciando en muchos sectores (y jamás he sufrido discriminación alguna) al 50% de la sociedad, por cierto cada vez más preparada. Seguimos infravaloradas e infrarrepresentadas, es una injusticia la brecha salarial, algo que si viniésemos de otro planeta no entenderíamos. Y arrastramos una bola que nos ata al pasado: la mujer no detenta el poder y por tanto no lo da. En su generalidad lo detentan los hombres y son ellos quienes lo otorgan.

María Blasco - Directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas

«Hay estereotipos que dificultan el avance de las mujeres»

El 8 de marzo «es una celebración importante que nos recuerda cada año que aún queda mucho camino por recorrer. A pesar de la igualdad legal, aún no hay igualdad real. Aún hay estereotipos de genero que operan dificultando el avance de las mujeres y la igual representación de las mujeres en todos los sectores. Aún tienen menos autoconfianza que los hombres para dar el paso adelante y llegar a lo mas lejos según su formación que es igual o mejor que la de los hombres. Aún hay una diferencia económica importante entre hombres y mujeres que, según el Foro Económico Mundial, no se igualará hasta dentro de más de 100 años, y esta diferencia va aumentando cada año.

Aún niñas de 7 años piensan que son menos capaces que los niños para resolver problemas cuando esta diferencia no existía a los 5 años, lo que quiere decir que estos estereotipos de género operan a edades muy tempranas y que hay que cambiar el sistema educativo para evitar esto. Aún los medios de comunicación fomentan los estereotipos (anuncios, series etc). Aún hay muchas menos mujeres que hombres en las carreras STEM, que son las que estarán más valoradas y serán mas importantes en el mundo futuro.

Aún son las mujeres las que se piden las bajas maternales y las que ocupan la mayor parte de los trabajos a tiempo parcial. Aún hay una diferencia legal entre hombres y mujeres en el permiso de maternidad y paternidad.

Aún hay una diferencia salarial entre hombres y mujeres. Aún hay un techo de cristal que hace que, a igual número de mujeres y hombres formados a los niveles más altos, las mujeres no alcanzan por igual las posiciones de más poder y mejor pagadas. Las mujeres aún son injustamente tratadas en premios y reconocimientos.

En el CNIO estamos muy concienciados con este tema, y tenemos una Oficina de Mujeres y Ciencia. Cada mes es un 8 de Marzo para nosotros ya que invitamos a mujeres profesionales de todos los ámbitos para que nos cuenten su experiencia. En el CNIO hemos establecido una jornada laboral continua para facilitar la conciliación. Las reuniones son en horarios que permitan la conciliación. En los listados de invitados a seminarios y reuniones científicas procuramos que haya paridad».

Verónica Boquete - Excapitana de la selección española de fútbol femenina

«Educación para derribar barreras y tener las mismas oportunidades»

«Hoy, 8 de marzo, estoy en China, lejos de mi casa pero contenta por poder disfrutar de mi profesión en el Beijing BG FC. Puedo considerarme una privilegiada porque más allá de mi caso es evidente que la mujer lleva años de retraso en el deporte. Hasta hace no tanto estaba mal visto e incluso se dudaba de que fuese sano o beneficioso. ¡Si hasta estaba prohibido en muchos sitios!

Evidentemente seguimos arrastrando ese retraso y será difícil avanzar más rápido si no trabajamos en la base: la educación. A la mujer le cuesta más estar en el deporte porque no tiene referentes; porque el deporte femenino no tiene los mismos apoyos, ni el mismo reconocimiento, ni las mismas oportunidades, ni las mismas condiciones. A nivel amateur, incluso las que lo desarrollan como ocio, la mujer se encuentra con la barrera de los estereotipos, de las opiniones sobre su aspecto físico.

Personalmente yo me he sentido discriminada bastantes veces. Con cinco o seis años cuando entré en mi primer equipo había una norma que prohibía a las niñas jugar con los niños. No puedo recordar la de veces que tenía que escuchar 'ella no juega que es una niña', o cuando llegaba a hacerlo sentía cómo me miraban y me hacían sentir como un bicho raro. Me privaron de crecer con sueños y oportunidades.

Y es que en mi deporte, el fútbol, estamos lejos de tener igualdad si hablamos de sueldos, repercusión y apoyos. Ahora mismo no es nuestro objetivo principal, sabemos que hay muchos pasos intermedios hasta llegar ahí y esos son los que queremos dar. Mejorar nuestras condiciones es fundamental para seguir avanzando y entre ellas está el apoyo y promoción del fútbol femenino por parte de federaciones e instituciones, el compromiso real de los clubes y conseguir espacio en los medios de comunicación.

En otros países -he jugado en Estados Unidos, Francia, Suecia y Alemania- es distinto. Por ejemplo, en el tema de la maternidad de las deportistas. Allí no es un problema. He tenido compañeras madres y vemos competir a deportistas después de ser madres. Lo que se necesita es un cambio de mentalidad; soluciones para facilitar la maternidad y poder seguir con tu profesión.

Estamos en el buen camino para lograr que el deporte sea cada vez más igualitario. Despacio, pero estamos avanzado. Cuanto mejor lo hagamos más rápido iremos y más fácil será construir una sociedad más igualitaria. Es el momento de desarrollar un feminismo activo, es una cuestión de justicia».

Beatriz Domínguez-Gil - Directora de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT)

«Lo importante es la igualdad de oportunidades en la educación»

«Creo que es un día para celebrar que en nuestro país hay igualdad de oportunidades y que mujeres como yo pueden llegar a alcanzar puestos directivos si se preparan, trabajan y luchan por llegar a ellos. Lo importante es la igualdad de oportunidades en la educación. Es un día para poner a España como ejemplo de país que ha logrado que hoy las mujeres puedan desarrollarse como personas y como profesionales. Pero nos tenemos que dar cuenta de que todavía queda camino por recorrer dentro de nuestro país, pero sobre todo fuera de nuestras fronteras.

Estrella Galán - Secretaria general de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado

«Una de cada tres mujeres y niñas sufre violencia»

«Cuando hablamos de la situación de la mujer hoy y de las múltiples formas de discriminación que se siguen produciendo en pleno siglo XXI, no podemos invisibilizar a aquellas que se ven obligadas a huir para salvar su vida y son perseguidas por múltiples motivos vinculados al hecho de ser mujer. Se calcula que una de cada tres mujeres y niñas en el mundo experimenta episodios de violencia a lo largo de su vida. La violencia contra las mujeres se manifiesta de múltiples formas y sigue siendo una realidad hoy. El matrimonio forzado, la mutilación genital femenina, la esterilización forzada, el aborto selectivo, los crímenes de honor, la transgresión de normas (conducta, formación, vestimenta…) son algunos de los motivos por los que las mujeres se ven obligadas a huir. Además, las mujeres atrapadas en conflictos armados no son solo víctimas de bombardeos, atentados o masacres indiscriminadas. También lo son de la violencia sexual que se sigue utilizando como arma de guerra. Pero lo más grave de todo es que bajo las políticas de los gobiernos occidentales hay una clara falta de voluntad para facilitar vías legales y seguras a estas mujeres con el fin de que puedan acceder a solicitar asilo y poner así su vida a salvo. De este modo están condenadas a quedarse atrapadas en sus países sufriendo esta tortura diaria o a arriesgar su vida en rutas cada vez más peligrosas y mortales, en las que se convierten en el principal objetivo de las redes de trata con fines de explotación sexual. En definitiva, queda mucho camino por recorrer hasta poder hablar de una situación de no discriminación hacia la mujer. Por todas las mujeres que sufren discriminación en cualquier lugar del planeta, entre las que hoy quiero destacar a las mujeres refugiadas, es necesario alzar la voz y seguir luchando por conquistar espacios y derechos».

Penélope Cruz - Actriz

«La huelga es un paso en el buen camino hacia un cambio»

«Espero que lo que está pasando en nuestra industria sea una ayuda para que las mujeres sin un altavoz, a las que nadie les pregunta cómo es su vida, cuenten lo que les pasa». A favor de la huelga de hoy, Penélope Cruz deja «muy claro» que le «disgusta la brecha salarial» y espera que la huelga sea «un paso más en el buen camino y suponga el principio de un cambio muy necesario a nivel global». «Tengo la suerte de tener el altavoz de mi trabajo y poder opinar sobre los abusos, el acoso y la diferencia salarial, y espero que pronunciarme ayude a las mujeres que no tienen esa oportunidad y viven situaciones terribles».

Leticia Dolera - Actriz y directora

«Nos rebelamos contra el sistema, no contra los hombres»

«El feminismo se está rebelando contra el sistema, no contra los hombres» y explica que cuando buscó financiación para su primera película como directora le preguntaban quién había escrito el guión o si iba a dirigir ella sola. «¿Si hubiera sido un tío me lo habrían dicho?»

Soraya Mayo Alonso - Secretaria General de ATA

«La mujer será libre cuando actúe sin remordimiento»

«El escritor jesuita Baltasar Gracián ya advertía en el siglo XVII que ‘No hay mayor esclavitud que decir sí cuando se quiere decir no’. La sensación de frustración, arrepentimiento y enfado aparecen automáticamente en el momento de verbalizarlo. Este dilema no entiende de géneros, es algo común a la especie humana, aunque en esta cuestión los varones llevan cierta ventaja. Han sido más listos aprovechándose de una sociedad machista para imponer muchos noes. Las mujeres deben revelar todos los que callan y que convierten en dolorosos síes. Ese es el gran drama. La mujer será libre cuando actúe sin culpa o remordimiento tanto en el ámbito laboral como personal. Afortunadamente, al menos en la parte profesional, cada vez más mujeres están expresando su NO a las injusticias del mercado laboral.

Las autónomas representan el 35% del total de autónomos, en total un millón doscientas mil. La equiparación de derechos con las asalariadas es una realidad. Además, desde el 1 de enero disponen de una bonificación por contratación de cuidado de menores y dependientes; no pagarán la cuota a la Seguridad Social mientras dure la baja de maternidad y si se incorporan antes de dos años, accederán a la tarifa plana de 50 euros. Todas estas medidas servirán para que más mujeres digan NO y dejen de ser esclavas en un mercado laboral que no las valora lo suficiente».

Nuria Vilanova - Presidenta de Atrevia y del Consejo Empresarial Alianza por Iberoamérica

«El cambio será real si es un cambio social»

«Tenemos un enorme reto por delante, el de la normalización de la mujer en las empresas, porque los casos de triunfo son excepcionales y no pueden ser la regla, no son suficientes. Tiene que haber cambios en las compañías, por supuesto, pero también en la sociedad para concienciar de ellos en profundidad. Por ejemplo, en Estados Unidos, donde llevan años tratando el papel de la mujer, ellas solo representan un 10% del poder financiero; y en Alemania sigue estando mal visto que las familias lleven a sus hijos a las guarderías con menos de tres años. Son países donde se habla mucho de feminismo, sí; pero sin un cambio social, la transformación real no será posible en beneficio de las mujeres. Además, estamos en un momento de oportunidad. No podemos quedarnos con un número de representatividad en un consejo, sino que hay que potenciar nuestras aptitudes y competencias para tener más responsabilidades».

Mireia Belmonte - Campeona olímpica de natación

«El deporte confirma la capacidad de transformación y evolución de la mujer»

«Siempre he pensado que debemos tener los mismos derechos y las mismas oportunidades, por eso siempre he defendido un deporte igualitario para todos. La participación de la mujer en el deporte es un hecho y confirma la capacidad de transformación y de evolución de la misma. Así se demuestra, por ejemplo, en los Juegos Olímpicos. A veces a la mujer le cuesta brillar más en el deporte porque aunque la deportista es una atleta, comprometida con su deporte, sufre el handicap de que la visibilización de sus éxitos no siempre está a la altura de sus logros. Y eso que considero que la natación es uno de los deportes en los que se trata a hombres y mujeres de igual a igual. De hecho, en los Juegos Olímpicos de Tokio de 2020, por ejemplo, habrá un relevo mixto combinado de 4x100 metros natación. Personalmente reconozco que yo no me he sentido discriminada cuando hablamos de deporte, pero creo que tiene mucho que ver lo que comentaba antes de la igualdad en la natación. Por eso tengo claro que la maternidad es compatible con el deporte. Desde luego la maternidad es un derecho, y debe procurarse el ejercicio de ese derecho, también en el deporte. Como en el resto de los ámbitos de la vida».

Secciones
Servicios