El BCE da alas a las bolsas europeas y el Ibex remonta un 0,59%

En el selectivo español Dia ha encabezado las ganancias con una escalada del 5,03%

ESTHER GARCÍA LÓPEZ

La información ofrecida desde Riga por el Banco Central Europeo (BCE) de que suspenderá en diciembre su programa de compra de deuda y de que, probablemente, subirá tipos de interés a mediados de 2019 ha dado alas a las bolsas europeas que han cerrado la sesión en verde. El Ibex-35 ha aplazado un día más su asalto a los 10.000 puntos y, aunque ha subido un 0,59% hasta situarse en los 9.957 enteros, ha sido el selectivo que menos ha escalado en la sesión lastrado por la banca. El euro baja a mínimos de diciembre de 2017 y se intercambia a 1,16 dólares.

El Dax 30 de Fráncfort ha liderado los avances de los principales índices del Viejo Continente, con una remontada del 1,68%, seguido por el Cac 40 de París, que ha repuntado un 1,39%, el FTSE Mib de Milán (+1,22%) y el FTSE 100 de Londres (+0,81%).

En el selectivo español Dia ha encabezado las ganancias con una escalada del 5,03%. Esta subida se produce tras una fuerte caída que ha llevado a la acción a perder un 55% de su valor desde julio del año pasado. La seguían Técnicas Reunidas (+2,89%), Mediaset (+2,48%), Iberdrola (+2,40%) y Gas Natural (+2,20%).

La banca fue el sector que peor comportamiento tuvo en la sesión. Bankia fue el 'farolillo rojo' con un retroceso del 2,02%, seguido por Bankinter (-1,79%), CaixaBank (-1,76%), Banco Sabadell (-1,71%), Grifols (-1,60%) e Indra (-1,15%), cuyo desplome se ha producido a pesar de que la empresa ha finalizado el diseño de un sistema que recoge información de radares enemigos y permite conocer la posición de aeronaves, buques y sistemas antiaéreos.

Durante toda la mañana los inversores estaban pendientes de la reunión celebrada en Riga por el Banco Central Europeo y de la posterior intervención de Mario Draghi en la que anunció que el BCE terminará en diciembre con su programa de compra de deuda (Quantitative Easing) y que, a partir de octubre, los estímulos monetarios, que eran de 30.000 millones de euros mensuales, se reducirán a la mitad. Además, ha fijado el verano de 2019 como fecha probable para realizar una subida de tipos de interés. Según los analistas de Link Securities, el BCE necesita normalizar su política monetaria antes de que el ciclo expansivo de la economía llegue a su fin ya que, de lo contrario, «se encontraría muy limitado para poder volver a inyectar estímulos cuando sean necesarios».

El BCE también ha rebajado del 2,4% al 2,1% su previsión de crecimiento en la zona euro para este año y ha previsto una inflación del 1,7% para 2018 y del 1,4% para 2019.

Pero Riga no ha sido el único foco de atención de los mercados. La incertidumbre generada entre Estados Unidos y China también ha atraído muchas miradas debido a que la disputa comercial desatada entre ambos países, provocada por la implantación de nuevos aranceles, se ha recrudecido. Estas noticias llegan junto a las procedentes de la Reserva Federal que ayer decidió subir los tipos de interés de referencia en 25 puntos y apuntó dos subidas más en 2018, lo que supondrán cuatro subidas en este año, en lugar de las tres que se esperaban a inicios de 2018.

El incremento de tipos hizo que Wall Street cerrara el miércoles en rojo. El Dow jones se dejó un 0,47%, hasta situarse en los 25.201 enteros; el S&P 500 retrocedió un 0,40% y se frenó en los 2.775 puntos, y el Nasdaq bajó un 0,11%, hasta las 7.695 unidades.

El rojo de Wall Street ha contagiado hoy a las bolsas asiáticas y la de Tokio ha caído un 0,99%. El índice Nikkei de los 225 principales valores cayó 227,77 puntos, hasta situarse en los 22.738 enteros. Mientras que el índice Topix de todos los valores perdió un 0,92% y cerró en 1.783 unidades.

Entre las noticias empresariales que más han sorprendido hoy destaca la destitución de Dimas Gimeno como presidente del Corte Inglés y el nombramiento de Nuño de la Rosa como nuevo presidente. Hasta ahora ocupaba el cargo de consejero delegado de la entidad.

Por lo que respecta al mercado de deuda, la prima de riesgo española ha bajado hasta los 92 puntos básicos, mientras que la rentabilidad exigida al bono a diez años se situó en el 1,35%.

En el mercado de materias primas el precio del barril de petróleo Brent ha bajado hasta los 76 dólares y el de West Texas, de referencia en Estados Unidos, sube de los 66 dólares. Esto se produce cuando queda una semana para que se inicie en Viena una reunión de la OPEP en la que se fijará la producción de crudo. El oro sube y ya se cotiza a 1.304 dólares la onza.

En el mercado de divisas, el euro ha experimentado subidas y bajadas durante toda la jornada. Su precio máximo subió hasta los 1.1851 dólares y su mínimo fue de 1,1619, situándose en mínimos de diciembre de 2017. Cerró la sesión en los 1,16 dólares.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos