Hoy

El Ibex-35 vuelve al rojo pese al récord del Dow Jones

Imagen de la Bolsa de Madrid.
Imagen de la Bolsa de Madrid. / Archivo
  • El selectivo español pierde un 1,63%, para dar un último cambio en los 8.756,80 puntos

Los números rojos han vuelto a los índices de renta variable europeos a partir de las dos y media de la tarde y, sobre todo, a partir de la apertura de la Bolsa de Nueva York. El selectivo español, que estuvo, sobre todo al principio de la jornada, luchando por los 9.000 puntos, terminó el día con una caída importante del 1,63%, para dar un último cambio en los 8.756,8 puntos.

Sólo el PSI-20 de Lisboa lo hizo peor que el Ibex-35, al retroceder un 1,74%. El Ftse 100 británico, mientras, perdió un 1,21%. El Cac 40 francés y el Dax alemán lo hicieron mejor, con descensos de un 0,28% y un 0,15%, respectivamente. El Ftse Mib de Milán fue el único índice que se salvó, al terminar en tablas el día.

Wall Street comenzaba la jornada marcando máximos históricos, pero a partir de ahí, el índice se dio la vuelta, quizás asumiendo que las ganancias basadas en la esperanza en medidas pro-mercado del vencedor de las elecciones americanas, Donald Trump, desde un programa ambicioso de inversión en infraestructuras hasta rebajas de impuestos para las empresas, quizás hubiera ido demasiado lejos y demasiado rápidamente. El Dow Jones aguantaba en verde y en máximos históricos, con el apoyo de Pfizer, los bancos y compañías ligadas a la infraestructuras, como Caterpillar, pero el S&P 500 y el Nasdaq sí estaban en negativo.

También al empeoramiento del tono de la Bolsa europea influyó, posiblemente, el hecho de que los tipos de interés de los bonos siguieran subiendo con fuerza: el rendimiento de los títulos estadounidenses a diez años subía hasta el 2,09%, su nivel más alto desde el mes de enero. El día antes de las elecciones se colocaba en el 1,85%. Además, el interés de los bonos españoles a diez años subía hasta el 1,40%, desde el 1,25% de hace dos días, los niveles más altos desde junio. El rendimiento de los bonos alemanes alcanzaba el 0,28%, cota que no se veía desde el mes de abril.

Dado que la rentabilidad de los bonos españoles subía más que la de sus comparables alemanes, la prima de riesgo de España se ampliaba desde los 107 hasta los 112 puntos básicos.

El mercado de bonos se enfrenta ahora a un momento inédito de los últimos ocho años: el gran banco central americano está perdiendo su control, porque está iniciando la normalización de su política monetaria. También, si sigue la salida de dinero del mercado de bonos y continúa entrando en la renta variable, podemos pensar en que ya se está produciendo el trasvase de dinero de un activo a otro que durante tiempo se ha anticipado sin que llegara nunca a ser realidad a nivel global.

Las 'utilities', mal; la banca aguanta mejor

La subida de los tipos de interés de la deuda parece haber afectado negativamente a valores ligados a éstos, como las 'utilities'. Así, Enagás perdió un 5,33%, mientras que Red Eléctrica se dejó cerca de un 4% y Endesa, un 3,66%. Iberdrola, por su parte, cedió un 2,75%. Aunque entre los peores valores hubo más títulos: Cellnex fue el que más cayó, con un descenso del 6,23%. Aena, Merlin Properties, Gamesa (pese a presentar unos resultados mejores de lo esperado por el consenso) y Amadeus perdieron más de cuatro puntos porcentuales. Entre los que perdieron más de un 3%, Endesa, Mapfre, Gas Natural, Ferrovial y Telefónica.

Por el contrario, la banca salió favorecida de este nuevo entorno de tipos de interés: Bankia fue el valor más rentable, con una subida del 4,18%. Sabadell, por su parte, se anotó un 3,69%. CaixaBank se apuntó algo más de un 2%. Santander y Bankinter terminaron el día con ganancias de un 0,16% y de un 0,10%, respectivamente. Popular se salvó de los recortes, pero sólo fue capaz de terminar en tablas.

Entre los mejores, Técnicas Reunidas, que aunque decepcionó con sus beneficios del tercer trimestre, terminó la sesión con una subida del 3,77%.

En el Eurostoxx 50, el mejor fue Vivendi, con una subida del 9%. Entre los diez valores más rentables, varios bancos, como Deutsche Bank, que ganó más de un 5%, mientras Intesa SanPaolo se anotó más de un 4% y Société Générale, más de un 3%.

En rojo, como en España, varias 'utilities', como Engie, que se dejó un 7,65%, mientras que E.On cedió un 3,81% y Enel, un 3,5%.

Divisas y materias primas

El mercado asume que las medidas de Trump pueden traer tanto más crecimiento como más inflación y que ello requerirá que la Reserva Federal norteamericana suba los tipos de interés más de lo esperado, aunque inmediatamente después del triunfo del republicano, la probabilidad asignada por el mercado a una subida del precio del dinero en diciembre bajó desde el 80% hasta el 50%. Por eso, el dólar ganó posiciones respecto al euro: al cierre, el tipo de cambio caía muy por debajo del nivel de 1,09 unidades, hasta 1,0875, su nivel más bajo desde el mes de marzo. Además, respecto a la cesta de principales monedas, el billete verde ganaba un 0,43%. 

La reducción de la aversión al riesgo cotizó en el oro a la baja: el precio de la onza retrocedía un 1,20% al cierre, hasta los 1.262 dólares. 

En el mercado de materias primas, el barril de Brent, de referencia en Europa, retrocedía un 1,10%, hasta los 45,85 dólares al cierre de la sesión. El de barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, retrocedía un 1,5%, hasta los 44,60 dólares.

Junto al crudo caían los mercados emergentes, encabezados por los activos brasileños y los mexicanos. A cambio, el mercado ruso ha salido ganando de la victoria de Trump. 

Pero los metales industriales sí ganaban posiciones, lo que hizo posible que las mineras británicas (a excepción de las de oro) registraran intensos avances.