Hoy

La Bolsa recupera los 8.800 animada por la banca

Parqué madrileño.
Parqué madrileño. / Efe
  • En la sesión, la prima de riesgo española se ha mantenido en 106 puntos básicos

En la sesión de hoy, han publicado sus cuentas del tercer trimestre un buen puñado de valores. Entre ellos, algunos importantes, como UnitedHealth, BlackRock, Johnson & Johnson o Goldman Sachs. Todos ellos han batido las expectativas de los analistas y ello, sin duda, ha ayudado a los mercados a caminar al alza después de las pérdidas de ayer, aunque mientras UnitedHealth ganaba más de un 7% en la sesión, J&J retrocedía algo más de un 2%. Así, en Wall Street, los índices de renta variable registraban una subida de un 1% en el caso del Nasdaq y de alrededor de medio punto porcentual en el caso del Dow Jones y del S&P 500. 

En Europa, los índices de renta variable registraban mucho mejor comportamiento, con ganancias que en todos los casos superaban el punto porcentual. El selectivo español, al cierre, se anotaba un 1,4%, para dar un último cambio en los 8.865,3 puntos, un poco por debajo de los máximos del día que había marcado en el entorno de los 8.880 puntos. El indicador no superaba los 8.800 puntos desde el pasado 23 de septiembre. Al índice español le ganaron en ascensos tanto el Ftse Mib de Milán, que terminó con una subida del 2,02%, como el PSI-20 de Lisboa, que se anotó un 1,71%. El Cac 40 francés, por su parte, se apuntó un 1,32% y el Dax alemán, un 1,22%. El Ftse 100 británico se quedó atrás, con un avance del 0,76%. 

En el mercado se especulaba con otras razones para explicar la subida de las bolsas: que, quizás, la Reserva Federal norteamericana vaya a pasar por alto el repunte global de la inflación y sea lenta en el endurecimiento de la política monetaria. Es decir, aunque descuenten que pueda haber una subida de tipos en diciembre, no creen que a partir de ese momento el incremento del precio del dinero vaya a tomar mucha velocidad. Ello fue lo que propició que las subidas bursátiles se generalizaran en el mundo emergente y que fueran las más importantes de las tres últimas semanas, apoyadas, además, por una apreciación de sus divisas frente al billete verde. Aunque para estos mercados será muy importante el dato de crecimiento de China, que se conocerá mañana mismo, que será la fecha también del tercer y último debate presidencial entre Hillary Clinton y Donald Trump. 

Hablando de inflación, conocimos el dato de IPC de Estados Unidos del mes de septiembre: la inflación subyacente, sin sus elementos más volátiles, se colocó en el 2,2%, una décima por debajo de lo previsto. El IPC general ya sube a un ritmo del 1,5%, de acuerdo con lo esperado, aunque en la semana anterior sólo crecía a un ritmo del 1,1%. En el Reino Unido, la inflación crece más de lo esperado: un 1%, por encima del 0,9% estimado y del 0,6% del mes anterior y también los precios de la vivienda (un 8,4% frente al 7,8% previsto). Consecuencia de estas referencias que conocimos en el Reino Unido, la libra subió, debido a que se pensó que el Banco de Inglaterra tendrá escaso margen de actuación. Además, se vio beneficiado por las declaraciones de la justicia británica, que afirmó que cualquier acuerdo con la Unión Europea tendrá que ser ratificado por el Parlamento británico. 

Aunque quizás no cundiera tanto esta suposición que al parecer hinchó a las Bolsas, porque el dólar volvió a reforzarse respecto al euro, con lo que el tipo de cambio volvió a perder el nivel de 1,10 unidades. Al cierre, se colocaba en 1,0984 unidades. Pero en el mercado de deuda, mientras tanto, vimos cómo bajaban las rentabilidades de todos los bonos: el interés del título estadounidense a diez años retrocedía hasta el 1,75%, cuando el pasado viernes terminaba la jornada en el 1,80%. El rendimiento del título alemán a diez años retrocedía desde el 0,05% hasta el 0,03%. La rentabilidad del bono español caía por debajo del 1,10%. Con ello, la prima de riesgo de la deuda española se amplió levemente hasta los 106 puntos básicos. 

La banca protagoniza el impulso fundamental

Lo que de verdad marcó la diferencia, más que la política de la Fed, lo que volvió a impulsar al mercado de renta variable fue el potente comportamiento del sector financiero. Así, entre los valores más rentables destacaron Bankia y BBVA, con una revalorización del 3,40% y del 3,01%, respectivamente. Sabadell y el Santander, por su parte, se anotaron un 2,67% y un 2,48%, respectivamente. Y también CaixaBank se anotó más de dos puntos porcentuales. 

En Europa también volvió a destacar la banca, con Société Générale registrando un avance del 3,16%. Intesa SanPaolo también se colocó entre los diez mejores, con su subida del 2,70%, mientras que Deutsche Bank ganó un 1,84%. 

Aunque el valor más rentable del día dentro del Ibex-35 fue IAG, con una subida del 3,61%, apoyado en la apreciación de la libra. Entre los mejores, también Amadeus, Ferrovial e Indra, que ganaron más de dos puntos porcentuales. 

El único valor del selectivo que terminó el día en rojo fue Técnicas Reunidas, que se dejó un 0,87%. Entre los peores, pero ya en verde, Aena, Dia, ACS, Cellnex y Acerinox fueron los únicos que ganaron menos de medio punto porcentual. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Dogi fue el valor que más ganó, con una subida del 11%, seguido de Naturhouse, que se anotó algo más de un 6%. En rojo, Sniace fue el peor, con una caída del 3,67%. 

En el mercado de materias primas, el barril de Brent, de referencia en Europa, retrocedía un 0,23%, hasta los 51,40 dólares. Son ya tres sesiones consecutivas de caídas para el crudo. Además, de las últimas siete sesiones, el precio del barril ha caído en cinco ocasiones. 

Por el contrario, el precio de la onza de oro subía un 0,40%, hasta los 1.260 dólares.