Hoy

El Ibex-35 gana un 1,85% en la sesión y un 1,67% en la semana

Bolsa de Madrid.
Bolsa de Madrid. / Javier Lizón (Efe)
  • El selectivo termina la jornada con un último cambio en los 8.767,90 puntos y un saldo semanal de un ascenso del 1,67%, el mayor de entre los principales índices

Los números verdes fueron de menos a más en los mercados de renta variable europeos conforme fueron pasando las horas. Y, al cierre, el selectivo español se apuntó un 1,85%, para dar un último cambio en los 8.767,9 puntos. Se rompe así una secuencia de tres sesiones consecutivas de pérdidas para el indicador. El comportamiento del viernes le ha hecho posible al Ibex-35 no sólo cerrar en verde la semana, sino hacerlo con una subida del 1,67%, la mayor de entre los principales índices mundiales.

En la última sesión de la semana, el índice más rentable fue el Ftse Mib de Milán, con una revalorización del 1,98%, por el fuerte apoyo del sector financiero. El Dax alemán, por su parte, ganó un 1,60% y el Cac 40 francés, un 1,49%, frente al PSI-20 de Lisboa, que se anotó un 1,39%. El que se quedó atrás fue el Ftse 100 británico, cuyo avance fue de apenas medio punto porcentual.

En la semana, sólo otro índice además del Ibex-35 ha logrado ganar más de un punto porcentual: el Ftse Mib de Milán, que se apuntó un 1,13%. El Dax alemán, por su parte, se anotó un 0,85%. El Ftse 100 británico cierra con un recorte del 0,44%.

Si en la jornada del jueves lo que había metido miedo era China con su balanza comercial, con sus exportaciones e importaciones peores de lo esperado por los analistas, el viernes lo que lanzó a los mercados a las importantes ganancias fue también China. La agenda económica de la jornada en el país asiático fue favorable, con precios de consumo y de producción subiendo más de lo esperado por los analistas, lo que hace pensar que la inyección deflacionista que viene del gigante asiático está mermando. Destaca sobre todo el hecho de que los precios de producción registraron su primera subida desde 2012. Ello ayudó, por tanto, a que se redujeran los miedos sobre la situación económica global.

A las buenas vibraciones que llegaban desde China se unieron positivas cifras procedentes de Estados Unidos. Sobre todo, las de los resultados de JP Morgan y Citigroup, que batieron expectativas con sus números del tercer trimestre. La agenda macroeconómica fue mixta, en cambio, con ventas al por menor del mes de septiembre cumpliendo las expectativas de los analistas y registrando su mayor subida de los últimos tres meses, mientras el índice de confianza del consumidor que elabora la Universidad de Michigan indicó una caída por sorpresa desde los 91,2 puntos hasta los 87,9 en su lectura preliminar para el mes de octubre, cuando se esperaba una mejora hasta los 91,8 puntos.

Pero, pese a esos datos mixtos publicados en Estados Unidos, vimos subidas en las rentabilidades de los bonos americanos desde el 1,74% hasta el 1,76%, seguramente porque, más que la agenda económica americana, la que pesó fue la china. Aunque pudo influir también que el presidente de la Fed de Boston, Eric Rosengren, afirmara que el banco central estadounidense puede que tenga que subir los tipos de interés más rápido de lo que anticipa el mercado. El interés de la deuda americana comenzaba la semana en el entorno del 1,72%. En Europa, la mayoría de rentabilidades también subían, con la del bono alemán en el 0,05%, mientras la de su comparable español se situaba en el 1,11%. El interés del bono español a diez años comenzaba la semana en el 1,01%, mientras que el de su comparable alemán lo hacía en el 0,02%, lo que implica subidas importantes en los rendimientos de la deuda en las cinco últimas sesiones.

En el mercado de divisas, el euro volvía a debilitarse respecto al billete verde. Al cierre de la sesión, la divisa comunitaria retrocedía medio punto porcentual, hasta el nivel de 1,10 unidades. El tipo de cambio comenzaba la semana en el nivel de 1,12 dólares.

En el mercado de materias primas, nueva caída para el barril de Brent, que retrocedía un 0,73% al cierre de la sesión, hasta los 51,65 dólares, con lo que en la semana el saldo es negativo: ha sufrido un retroceso de algo más de medio punto porcentual. En cambio, el viernes el barril de West Texas subía un 0,67% en la jornada y sí lograba encadenar una cuarta semana consecutiva de ascensos: en particular, del 1,95%.

Sólo dos valores del Ibex-35 en negativo

Sólo dos valores del selectivo español terminaron en negativo, Dia y Amadeus, que retrocedieron un 2,08% y un 0,16%, respectivamente. Entre los peores, aunque ya en verde, Bankia y Repsol, que se anotaron alrededor de un 0,15%, mientras que Abertis ganó un 0,29%.

Gamesa fue el valor más rentable del día, con una subida del 3,72%. A continuación se colocaron Santander y CaixaBank, que también ganaron más de un 3%. Inmediatamente después se situó BBVA, que avanzó un 2,89%. Por tanto, la banca fue en parte responsable de que el selectivo español sobresaliera ayer. Entre los mejores también se colocaron IAG, Acciona, Mediaset, Mapfre, Iberdrola y Merlin Properties, que ganaron más de dos puntos porcentuales. Gas Natural y Endesa, por su parte, ganaron cerca de un 2%. Telefónica también se situó entre los mejores, con una subida del 1,87%.

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, los títulos "B" de Abengoa fueron los más rentables del día, con una subida del 6,83%, seguidos de los de GAM, PharmaMar, Adolfo Domínguez y Dogi, que ganaron más de un 4%. Sniace fue el peor, con un descenso de casi un 6%, mientras que Quabit retrocedió un 5,24%.

En la semana, BBVA ha encabezado los ascensos dentro del Ibex-35, con una subida del 5,05%, mientras que el Popular ha sido el peor, con un severo castigo de casi un 8%.

En el Eurostoxx 50, el valor más rentable de la semana ha sido E.On, con una subida del 8,19%, seguido de LVMH, con un avance del 7,34%. En rojo, el peor ha sido Nokia, con un descenso del 7,35%.