Hoy

El miedo a la FED se reduce y el Ibex rebota un 0,95%

Parqué madrileño.
Parqué madrileño. / Zipi (Efe)
  • En el mercado de divisas, el euro lucha por reforzar posiciones frente al dólar y la moneda única europea se intercambia por 1,1176 unidades al cierre de sesión

Tras la caída de un 4,34% la semana pasada en el selectivo español, en la sesión del lunes el índice ha rebotado para recuperar la cota de los 8.700 puntos. En concreto, el índice ganó un 0,95%, para dar un último cambio en los 8.715,5 puntos. En general, todos los índices del Viejo Continente registraron avances. Hubo algunos mucho más rentables que el Ibex-35, como el PSI-20 de Lisboa, que encabezó los ascensos con una subida del 1,80%. Después se colocaron el Ftse 100 británico y el Cac 40 francés, con avances de alrededor de un 1,5%, mientras que el Ftse Mib de Milán se anotó un 1,3%. El Dax alemán cerró la sesión con la misma subida que el selectivo español. 

Esos avances, debido al rebote del precio del petróleo. El barril de Brent, de referencia en Europa, avanzaba un 2% al cierre de la sesión europea, hasta los 46,69 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, se apuntaba un 1,42%, para colocarse en los 43,64 dólares. La semana pasada el barril de Brent bajó más de un 4,5%, mientras que el de West Texas perdió más de un 6%. El rebote de hoy se ve alimentado por declaraciones del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, sobre un inminente acuerdo entre los países productores de crudo para estabilizar el mercado, después de hablar con sus homólogos iraní y ecuatoriano.

También favorecía a los índices de renta variable europeos la apreciación del euro: ganaba un 0,30%, hasta el nivel de 1,1186 unidades desde el nivel más alto para el dólar en siete semanas, debido a la reducción de la probabilidad de una subida de los tipos de interés el próximo miércoles por parte de la Reserva Federal norteamericana hasta apenas el 18% y por eso también Wall Street se movía al alza, acompañado además de los mercados emergentes, que registraban su mayor subida de las dos últimas semanas. En este último factor, en la reducción al miedo a una subida del precio del dinero en Estados Unidos, se basaba el grueso de los avances en las Bolsas mundiales. 

Es verdad que en los últimos días hemos visto cómo se han publicado datos mixtos sobre la economía estadounidense y ello ha ayudado a que pensar en una subida de los tipos en EE UU se haya hecho más difícil. En la jornada de hoy ha tocado una referencia positiva: el índice de confianza del sector promotor inmobiliario americano, al pasar de los 59 a los 65 puntos, cuando se esperaba que sólo mejorara hasta los 60 puntos. 

Además, como factor favorable para los mercados, había que contar con que en China las autoridades están luchando contra los ataques bajistas que está sufriendo el yuan. Y, además, con éxito, puesto que el tipo interbancario en yuanes registró su mayor avance desde enero. Ello aleja los temores ya disueltos de que el gigante asiático quiera una moneda más débil y, por tanto, expandir deflación por el mundo. 

ArcelorMittal encabeza los ascensos, Popular, las pérdidas

En el selectivo español, el rebote más importante correspondió a ArcelorMittal, que ganó un 3,52%, seguido del de Dia, que se apuntó un 3,32%. Después se colocaron Gamesa, Mediaset e Inditex, que subieron más de dos puntos porcentuales. La cadena de distribución de moda presentará sus cuentas del segundo trimestre el próximo miércoles, coincidiendo con la reunión de la Fed. Después se colocaron un buen puñado de valores con ganancias de más de un punto porcentual. Entre ellos, tres de los grandes: Repsol, que se anotó un 1,40%, mientras que Iberdrola se anotó un 1,10% y Telefónica, un 0,95%. Inmediatamente después se olocó Santander, con una revalorización del 0,95%. 

En rojo, el Popular fue el peor, con un descenso del 2,32%. Después se colocó CaixaBank, con un retroceso del 1,79%. Bankia también cayó más de un punto porcentual. IAG, Sabadell e Indra completaron la lista de valores en negativo. El sector financiero, en particular la banca mediana, le falló al selectivo español, aunque no logró descarrilar los ascensos del indicador. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Tubos Reunidos encabezó las ganancias, con una subida del 6,12%. Después se colocaron los títulos 'B' de Abengoa, que ganaron un 5,66%. Además de estos dos valores, sólo Fersa y Tecnocom ganaron en rentabilidad a ArcelorMittal. En rojo, Urbas fue el peor, con un recorte del 8,33%. Naturhouse y Vidrala retrocedieron un 5,99% y un 5,89%, respectivamente. 

En el Eurostoxx 50, sólo cuatro valores terminaron en rojo: el peor fue Deutsche Bank, con un nuevo descenso del 2,42%, tras haber retrocedido más de un 12% la semana pasada. Eni, Adidas y Ahold completaron la lista de valores en negativo. 

La deuda, más tranquila

En el mercado de deuda, observamos hoy un comportamiento mixto: vemos una caída de la rentabilidad del bono español desde el 1,07% hasta el 1,03%. A cambio, sube el rendimiento del título alemán a diez años, para colocarse de nuevo por encima del 0%. Con ello, la prima de riesgo de España se coloca en los 102 puntos básicos, lo que supone un estrechamiento de cinco puntos básicos.  En Estados Unidos, el bono a diez años sigue en el entorno del 1,70%. 

Con las Bolsas más tranquilas y el mercado de deuda más estabilizado, no hay que pensar en que la volatilidad es cosa del pasado. Habrá que estar pendiente del mensaje de la Reserva Federal norteamericana el miércoles aunque finalmente no llegue a subir los tipos de interés. Aunque no se produzca el endurecimiento monetario, sí es cierto que puede adoptar un tono agresivo respecto a los movimientos que pueda acometer en el futuro, sobre todo después de conocerse el pasado viernes un dato de inflación que se colocaba por encima de lo esperado. Además, también habrá que prestar atención al Banco de Japón, que también celebra su reunión de política monetaria el miércoles y está sometiéndola a un análisis profundo para medir su utilidad. Y no hay que pasar por alto las elecciones americanas que hay por delante: Citi ha reducido la probabilidad de un triunfo de Hillary Clinton hasta el 60% desde el 65%, mientras que atribuyen a una victoria de Donald Trump una probabilidad del 40%.