Hoy

El Ibex se queda a las puertas de los 9.000 puntos

Interior de la Bolsa de Madrid.
Interior de la Bolsa de Madrid. / Fernando Alvarado (Efe)
  • El impulso de Telefónica permite a la Bolsa ganar un 0,5%

Tras las subidas del viernes y las que acumularon los índices europeos en el conjunto de la semana, ésta también ha comenzado en positivo. Ello, coincidiendo con la publicación de referencias importantes en Europa, como los índices de gestores de compras del sector servicios, un poco decepcionantes, la mejora de la confianza del inversor en la zona euro más allá de lo esperado por los analistas, así como las ventas minoristas, que superaron las expectativas del mercado. 

Las subidas se instalaron en las Bolsas europeas pese a no contar con referencias procedentes de Wall Street: la Bolsa de Nueva York cerraba por la festividad del Día del Trabajo. Pero en el recuerdo de los inversores se mantenía el informe oficial de empleo publicado el pasado viernes, que fue algo decepcionante, pero que no ayudó a descartar la posibilidad de una subida de los tipos de interés en Estados Unidos. Sí redujo su probabilidad y ello hizo posible un potente repunte de los mercados emergentes. La positiva evolución reciente de los mercados emergentes ha provocado que se encuentren en su nivel más caro respecto a los desarrollados de los tres últimos años. 

De todas maneras, las plazas del Viejo Continente, además de pendientes de la Fed, se encuentran a la expectativa de los comentarios que pueda realizar Mario Draghi, presidente del BCE, tras la reunión de política monetaria el próximo jueves. El mercado puede esperar declaraciones en favor de más estímulos. 

El selectivo español, en este contexto, terminó la sesión con una revalorización del 0,5%, para dar un último cambio en los 8.953 puntos. El indicador escala, pues, sobre los niveles más altos desde principios de junio. 

El que se quedó atrás fue el Ftse 100 británico, coincidiendo con la publicación del fuerte repunte del índice de gestores de compras del sector servicios y el índice compuesto, que incluye al manufacturero, lo que llevó a apreciarse a la libra esterlina hasta máximos de un mes. El índice británico se dejó un 0,22%. También el Dax alemán terminó la sesión en rojo, con un retroceso del 0,11%, quizás por el inquietante resultado electoral de este fin de semana: la extrema derecha ha superado al partido de Angela Merkel en su lander de nacimiento. Pero la debilidad de la Bolsa alemana también se explica por la caída de los índices de gestores de compras del sector servicios y compuesto, que en parte explican la revisión a la baja registrada en el conjunto de la zona euro. El Cac 40 francés terminó plano la jornada, como el Ftse Mib de Milán. El PSI-20 de Lisboa cerró algo mejor: ganó un 0,35%. 

ArcelorMittal, el mejor del Ibex-35

En el selectivo español, ArcelorMittal encabezó los ascensos, con una revalorización del 2,87%. A continuación, Técnicas Reunidas, que ganó cerca de un 1,8%. Después, ACS, Telefónica y Acerinox, que avanzaron algo más de un 1,7%. La operadora se vio impulsada por la noticia de que sacará a Bolsa tanto a Telxius como a O2 de aquí a final de año. También Red Eléctrica logró sumar más de un punto porcentual. 

Entre los valores al alza, algunos de los grandes, como Iberdrola y el Santander, que se anotaron algo más de medio punto porcentual. BBVA e Inditex, por su parte, ganaron alrededor de un 0,10%. Repsol terminó el día prácticamente plano.

En negativo, Grifols fue el peor, con un recorte del 0,67%. Después se situó Viscofán, con un descenso del 0,32%. IAG, Sabadell y Merlin Properties perdieron alrededor de un 0,25%. Amadeus, CaixaBank y Dia completaron la lista de valores en negativo. Bankia tampoco se apuntó a los números verdes: terminó la sesión en tablas. En total, una decena de valores se quedaron al margen de las subidas dentro del Ibex-35. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Sniace y Urbas fueron los más rentables, con ganancias de más de un 9%. En negativo, Telepizza fue el peor, con un recorte del 9,28%, tras haber ganado más de un 7% la semana pasada. 

En el Eurostoxx 50, ningún valor ganó a Telefónica en revalorización. Los otros dos valores que sumaron más de un 1% fueron Airbus y Eni. En rojo, el peor fue Société Générale, con un recorte del 0,87%.

Deuda, divisas y materias primas

En el mercado de deuda, vimos nuevas caídas en las rentabilidades de los bonos europeos. Así, el rendimiento del título español a diez años volvía a caer por debajo del 1%, aunque por poco, tras haber rebasado esa barrera la semana pasada a cuento de la investidura fracasada de Mariano Rajoy, que nos puede llevar a nuevas elecciones. El interés del bono alemán a diez años, por su parte, se colocaba en el -0,05%. 

El euro se mostraba volátil. Por la mañana recuperaba posiciones hasta el nivel de 1,1180 unidades, pero al cierre se cambiaba por 1,115 dólares. Esa pequeña apreciación del dólar desembocó en un menguante repunte del precio del crudo: si por la mañana el barril de Brent, de referencia en Europa, avanzaba más de un 5% y se aupaba por encima de los 49 dólares, por la tarde su subida era inferior al punto porcentual y su cotización apenas superaba los 47 dólares. En todo caso, el 'oro negro' se veía favorecido por la declaración conjunta del ministro ruso de energía, Alexander Novak, junto a su homólogo saudí, Khalid Al-Fatih, en el marco de las reuniones del G-20 que se celebran estos días en China. Aunque no anunciaron medidas concretas para impulsar la evolución de los precios, sí coincidieron en cooperar para estabilizar el mercado. Rusia y Arabia Saudí son los dos principales productores de crudo del mundo. 

El oro, por su parte, sumaba una tercera sesión consecutiva de ascensos, hasta los 1.327 dólares.