De Guindos, candidato de España a la Vicepresidencia del BCE

El ministro de Economía no cuenta con el apoyo del PSOE para un proceso de selección que concluirá a finales de marzo

David Valera
DAVID VALERAMadrid

El Gobierno ha terminado de deshojar la margarita y no ha habido sorpresas. Luis de Guindos es el candidato de España a la Vicepresidencia del BCE. Así lo ha comunicado hoy el Ejecutivo, que ha apurado hasta el último día hábil para hacer oficial la propuesta (el plazo terminaba a las 17.00 horas). El ministro de Economía era el favorito desde un principio, pero la pretensión del Parlamento Europeo de que el cargo fuese para una mujer hizo que el Ejecutivo retrasase el anuncio hasta casi el límite. De momento, su único rival es el gobernador del Banco Central Irlandés, Philip Lane.

El Ministerio de Economía ha confirmado en un comunicado la candidatura de De Guindos. Fuentes del Gobierno consideran que se trata del "mejor candidato posible" para la Vicepresidencia del BCE. En este sentido, resaltan que su gestión al frente del ministerio fue fundamental para la recuperación de la economía española y con ello "garantizar la supervivencia del euro". Asimismo, consideran que ha sido un "actor decisivo" en el saneamiento del sistema financiero y el desarrollo de la Unión Bancaria. Estas mismas fuentes sostienen que es uno de los ministros de Economía "más reconocidos de Europa" con una gran cualificación y experiencia.

Más información

Lograr una de las vicepresidencias del BCE es una cuestión de prestigio para España después de que perdiera ese asiento en 2012. Hasta entonces, había una tradición no escrita para que las cuatro grandes economías del euro (Alemania, Francia, Italia y España) contasen con presencia en el órgano ejecutivo del eurobanco.

Sin embargo, en aquel entonces la economía española atravesaba el peor momento de la crisis, con el rescate de la banca incluido, y se consideró que su ausencia en ese organigrama del BCE era una especie de castigo por la delicada situación económica que ponía en riesgo el propio euro.

La candidatura de De Guindos no cuenta con el apoyo del PSOE, algo que no es necesario para presentar la candidatura (tampoco respaldaron a Miguel Arias Cañete como comisario de Acción por el Clima y Energía), aunque perjudica la imagen a nivel político. El portavoz de la formación Óscar Puente justificó hace un par de días la posición de la formación al considerar "absolutamente inexcusable que, habiendo como hay muchas mujeres en este país muy preparadas para el cargo, no se opte por una candidatura femenina".

Puente resaltó que los socialistas defienden que España recupere una de las vicepresidencias del BCE, pero si el nombre que proponga el Gobierno se sale de esas dos premisas –mujer y de carácter técnico– "no contará con el apoyo del PSOE". Puente no quiso dar ningún nombre por ser una prerrogativa del Gobierno, pero insistió en que había "muchas candidatas que podrían perfectamente cumplir con el perfil".

El proceso de selección

A partir de ahora, tras concluir el periodo de presentación de candidaturas, la comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo mantendrán reuniones a puerta cerrada con los candidatos a ocupar el puesto, cinco días antes de que el 19 de febrero los ministros de Economía y Finanzas de la Eurozona (Eurogrupo) elijan al candidato. Al día siguiente, 20 de febrero, los ministros de Finanzas de la UE reunidos en el Ecofin emitirán una recomendación del candidato seleccionado por el Eurogrupo.

Finalmente, tras las consultas no vinculantes con el Parlamento Europeo y el BCE los días sucesivos, los jefes de Estado y Gobierno de la UE adoptarán formalmente el nombramiento en una reunión del Consejo Europeo que podría producirse en torno al 22 o el 23 de marzo en Bruselas.

La candidatura de De Guindos a la Vicepresidencia del BCE es su segunda tentativa para lograr un cargo a nivel europeo, después del fiasco que supuso en 2015 perder la elección para presidir el Eurogrupo frente al holandés Jeroen Dijsselbloem. Por ese motivo, De Guindos no puede permitirse otro traspié en la nueva apuesta por un cargo europeo.

6 años de ministro de Economía

Nacido el 16 de enero de 1960, De Guindos es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales y técnico comercial y pertenece desde los 23 años al Cuerpo de Técnicos Comerciales y Economistas del Estado. Lleva seis años como ministro de Economía. Accedió al cargo en diciembre de 2011, con la llegada de Mariano Rajoy a la Moncloa. Puesto que mantuvo en la legislatura que comenzó a finales de 2016.

Como ministro ha aprobado reformas importantes como las referidas al sistema financiero. De hecho, tuvo que afrontar el amargo trago de negociar el rescate a la banca en mayo de 2012 ante sus colegas europeos. Asimismo, ha sido el rostro de España en Bruselas, donde ha tenido que consensuar las cifras de déficit y las condiciones y plazos para cumplir los objetivos de consolidación fiscal.

Antes de llegar a la cartera de Economía, De Guindos ya participó en el Gobierno José María Aznar, aunque en una segunda fila. Así, se convirtió en uno de los nombres destacados del equipo del vicepresidente económico Rodrigo Rato, ocupando sucesivamente el cargo de director general de Política Económica y Defensa de la Competencia, secretario general de Política Económica y secretario de Estado de Economía.

Desde 2004 hasta 2006, fue miembro del consejo asesor para Europa de Lehman Brothers y entre 2006 y 2008 ocupó el puesto de presidente ejecutivo para España y Portugal en dicha entidad y presidente para España y Portugal de Nomura Securities.

Antes de acceder a la cartera del Ministerio de Economía en diciembre de 2011, Guindos era socio responsable de servicios financieros en PriceswaterhouseCoopers (PwC) y desde 2010 era director del IE Business School. Además, desde junio de 2009 pertenecía al consejo de administración de Endesa con carácter de Externo Independiente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos