Hoy

El sector de bebidas alcohólicas avisa de una caída de la actividad y pérdida de 52.000 empleos si suben los impuestos

Varios botellines de cerveza.
Varios botellines de cerveza. / Archivo
  • Reclaman al Gobierno que no incremente los tributos a un segmente económico que supone el 4% del PIB y que ya aporta 20.000 millones a la recaudación

Los mensajes lanzados desde el Gobierno en los últimos días sobre una posible subida de los Impuestos Especiales han desatado todas las alarmas en el sector de bebidas alcohólicas. De hecho han mostrado su preocupación por el impacto negativo que tendría para su actividad un aumento de la fiscalidad. En concreto, estiman que en un escenario con un incremento de los impuestos del alcohol un 10% y que elevar el IVA de la restauración del tipo reducido al general del 21%, conllevaría un descenso de 3.660 millones en su capacidad económica. Además, se perderían 52.734 empleos y la recaudación tributaria, lejos de elevarse, retrocedería en 46 millones.

"Necesitamos estabilidad fiscal para seguir aportando a la recuperación económica", ha explicado el director general de Cerveceros de España, Jacobo Olalla durante la presentación del informe 'El sector de bebidas con contenido alcohólico y su relevancia en la economía española' elaborado por AFI. En este sentido, Olalla ha recordado que el sector representa el 4% del PIB y que aporta 20.000 millones en recaudación tributaria en 2014.

Por contra, el sector asegura que si se mantiene la fiscalidad actual la actividad se incrementará en 3.448 millones en tres años. Asimismo, la recaudación aumentará en 1.718 millones y el empleo también se elevará en 64.061 puestos de trabajo. "El incremento de la contribución fiscal se produce sin subir los tipos", ha explicado el director Ejecutivo de la Federación Española de Bebidas Espirituosas (FEBE), Bosco Torremocha. Además, ha resaltado que el sector aporta un 5,4% de la recaudación total pese a representar sólo el 4% del PIB. "Aportamos más que nuestro peso en la economía. Eso significa que otros recaudan menos", ha señalado.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que el impacto negativo estimado en el estudio implica un escenario con una subida del IVA que el Gobierno ha rechazado. Hacienda sí reconoce que estudia cambios en los Impuestos Especiales. Sin embargo, desde el sector aseguraron que un incremento de la tributación del alcohol también tendría efectos negativos.

Rechazo a gravar las bebidas azucaradas

El sector también ha rechazado la posibilidad que estudia el departamento que dirige Cristóbal Montoro de implantar un impuesto a las bebidas azucaradas. "No deseamos que se grave impositivamente a nadie", ha señalado Olalla, quien también se ha mostrado convencido de que habrá una "interlocución fluida" con el Gobierno y el resto de partidos políticos.

Con la presentación de este informe el sector ha tratado de mandar un mensaje de unidad, ya que el acto también ha contado con la presencia el Secretario General de la Federación Española del Vino (FEV), Pau Roca, del director de relaciones institucionales de ASAJA, Ignacio López, y el secretario general de la Federación Española de Hostelería y Restauración (FEHR), Emilio Gallego.