Hoy

Hacienda investiga a los contribuyentes y las rentas acogidos a la amnistía fiscal

  • El director general de la Agencia Tributaria asegura que han hecho un "análisis masivo" para comprobar la procedencia de las cantidades regularizadas

Hacienda ha iniciado ya inspecciones a contribuyentes relacionados con la amnistía fiscal realizada en 2012, ya sea porque se acogieron directamente a ella o porque rentas declaradas en este proceso de regularización estén vinculadas con esos contribuyentes. Así lo ha anunciado el director general de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez, durante su intervención en el Congreso de Inspectores de Hacienda. "La Agencia Tributaria analizará si los contribuyentes que se han acogido a procesos de regularización voluntaria de su situación tributaria, ya sean ordinarios o extraordinarios, se han ajustado a la finalidad prevista en la normativa reguladora de tales procesos". A la amnistía fiscal se acogieron 31.484 contribuyentes y recaudó 1.200 millones de euros. Sin embargo, Menéndez, no dio ninguna cifra sobre la cantidad de personas investigadas y se remitió a una próxima comparecencia en el Congreso.

Según ha recordado Menéndez, la declaración tributaria especial (la amnistía fiscal) "no sirve para amparar comportamientos fraudulentos o irregulares". Por eso ha subrayado que el departamento de Inspección de la Agencia está desarollando una serie de "procesos masivos de análisis de datos" con el objetivo de detectar perfiles de riesgo correspondiente a los contribuyentes que "hubieran intentado acogerse de forma indebido a la regularización".

Menéndez ha señalado que la lucha contra el fraude ha permitido aumentar la recaudación alrededor de un 5% en términos homogéneos. Además, ha recordado que con un crecimiento del PIB sobre el 0,7% y con previsiones del 1,2% para el próximo año y una inflación de casi cero, el afloramiento de la economía sumergida ha sido clave. También ha explicado que "es consecuencia de una acción decidida por parte de la Agencia Tributaria y de algunos cambios normativos que han dado herramientas para luchar contra el fraude". En su opinión, esto permite afrontar una reforma fiscal como la aprobada por el Gobierno "con rebajas impositivas a las clases con más dificultades".

Por último, ha recordado que este año por primera vez desde la crisis el presupuesto de la Agencia Tributaria crece un 5%. Este incremento junto a los "esfuerzos con la oferta de empleo público" y una tasa de reposición del 50% demuestra que la lucha contra el fraude es una "prioridad".