Siete de cada diez comercios catalanes redujeron sus ventas en octubre

Mercado de la Boquería en Barcelona / EFE

El 61% de los afectados achaca la caída a la situación política, que afectó sobre todo al sector textil y a la restauración, según la patronal Pimec

Viernes, 10 noviembre 2017, 14:03

La incertidumbre provocada por el desafío independentista ya se deja notar en la facturación de las pequeñas y medianas empresas. En concreto, siete de cada diez comercios catalanes reconoce que sus ventas en octubre cayeron, según un informe publicado hoy por la patronal de la pequeña y mediana empresa Pimec. Y la mayoría de los que vieron menguar su facturación (un 61%) lo achaca a la situación política, frente a un 15% que lo atribuye a la evolución económica.

La preocupación del comercio de proximidad catalán por el impacto que pueda tener en los resultados de su negocio el conflicto político y social que atraviesa la comunidad es palpable. De hecho, un 60% de los encuestados considera que la incertidumbre actual afectará mucho o bastante a sus ventas.

En este sentido, los pequeños comercios tampoco se muestran muy optimistas de cara al futuro ya que casi la mitad de los consultados (48%) estima que la facturación en los próximos meses se mantendrá igual e incluso un 27% cree que empeorará, frente al 24,8% que prevé mejorar. En cualquier caso, a pesar de esta reducción de las ventas, un 92% de los encuestados no considera que esté sufriendo un boicot a sus productos en el resto de España.

Por sectores, el sector textil fue el más perjudicado en octubre, ya que el 89,3% de los comercios de esta industria en Cataluña redujo sus ventas. Y los empresarios apuntan de forma muy mayoritaria (81%) que la situación política es la responsable de este descenso, frente al 9,9% que lo achaca a la situación económica. De hecho, desde Pimec recuerdan que la llegada tardía de las bajas temperaturas ha afectado negativamente al sector, no sólo en Cataluña, sino en toda España.

El 65% de los comercios de restauración catalanes también sufrieron una caída de la facturación en octubre. Por su parte, también redujeron sus ventas un 56,6% de las empresas del sector servicios, el 53% de la hostelería y el 52,4% del sector de la alimentación.

Para evitar que la incertidumbre que vive Cataluña agrave más la situación del comercio de proximidad, Pimec pide a los representantes políticos que contribuyan a que el “entendimiento y la estabilidad se abran paso y se normalice la situación económica y social del país”. “Si la economía de las pymes se debilita, muchas familias catalanas sufrirán”, señala el presidente de la patronal, Álex Goñi.

Secciones
Servicios