Hoy

Repsol y CaixaBank negocian la venta de un 20% de su participación en Gas Natural

Sede de Gas Natural Fenosa en Madrid.
Sede de Gas Natural Fenosa en Madrid. / R.C.
  • La petrolera y el grupo bancario se desprenderían de un 10% en cada caso, lo que podría anticipar la sustitución de Salvador Gabarró por Isidro Fainé

Repsol y CaixaBank pueden hacer efectivo en las próximas semanas una de las posibilidades con las que el mercado contaba desde hace meses: la venta de parte de su participación respectiva en el accionariado de Gas Natural Fenosa. La posibilidad supondrá una importante inyección de liquidez para ambas empresas, que se encuentran cada vez más cerca de deshacerse de hasta un 20% de la gasista, un grupo hasta ahora controlado tanto por la petrolera como por la entidad bancaria a través de su filial de participaciones industriales, Criteria.

Así lo ha confirmado Repsol en un hecho relevantes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), al indicar que se encuentran explorando la posibilidad de deshacerse de esa participación "en el marco del Plan Estratégico para los años 2016-2020, y como parte de una gestión dinámica permanente del portafolio de negocios", afirma la petrolera en un comunicado. Desde hace varios meses, la venta parcial o total de su presencia en Gas Natural Fenosa era una posibilidad a la que la compañía cuyo consejero delegado es Josu Jon Imaz no se cerraba por completo.

Junto a la petrolera, también Criteria -el grupo que aglutina las inversiones industriales de CaixaBank- "mantienen contactos con diversos inversores" para vender un 10% del capital que ostentan en el grupo gasista. Aunque, en un hecho relevante remitido a la CNMV, señala que "este análisis se encuentra en una fase preliminar, sin que por el momento se haya tomado ninguna decisión" al respecto.

Si se confirma la venta del 20% de Gas Natural Fenosa, supondrá la modificación del pacto que Repsol y Criteria mantenían para ejercer el control de la gasista. En el caso de la petrolera, ostenta un 30% del accionariado, con lo que se quedaría en el 20%; y el grupo bancario tiene un 35%, que acabaría siendo del 25%. De esta forma, el acuerdo sindicado que les obligaba a mantener más de un 50% de Gas Natural, sería modificado, a la espera de que se confirme la operación.

Fuentes cercanas a las compañías anticipan que la venta podría realizarse a un conjunto de fondos de inversión liderados por Global Infraestructure Partners (GIP), un fondo con fuerte presencia en numerosos países y con amplia experiencia en sector energético, transportes y agua, que serviría para que Gas Natural avance en su estrategia de internacionalización.

Aunque la venta no se materializará a corto plazo, fuentes cercanas a los grupos participantes indican que sí se realizaría antes de que finalice el ejercicio, para que tanto Repsol como Criteria puedan apuntarse las plusvalías en sus cuentas anuales de 2016. En el caso de la petrolera, entre otras medidas, ha llevado a cabo una modificación de su plan de inversiones así como un recorte de plantilla para hacer frente al nuevo contexto del sector.

Los cambios en el accionariado de Gas Natural Fenosa sí podrían provocar un cambio en la presidencia de la empresa, cuyo cargo ostentaba hasta ahora Salvador Gabarró, quien ya había anticipado en sus últimas intervenciones que se encontraba a disposición de lo que los accionistas mayoritarios decidieran sobre la presidencia del grupo. Si así ocurre, todas las miradas se dirigen hacia el que hasta junio era presidente de CaixaBank, Isidro Fainé, tal y como estiman fuentes del mercado.

La venta del 20% de Gas Natural ha sido muy bien recibida por la Bolsa, ya que los títulos de la compañía repuntan a estas horas casi un 4%, uno de los principales ascensos del mercado bursátil español. También las acciones de Repsol suben un 3,5% y las de CaixaBank un 3,1%.