Hoy

Álvarez-Pallete, un 'delfín' de la Casa

José María Álvarez-Pallete.
José María Álvarez-Pallete. / Archivo
  • El hasta ahora consejero delegado de Telefónica, ha forjado toda su carrera, destinada a la presidencia, en la operadora

No se le puede acusar de 'paracaidista' -dícese de los nuevos cargos que provienen de otras compañías-, aunque sí considerarle como 'delfín'. José María Álvarez-Pallete, el nuevo presidente de Telefónica -será designado el próximo 8 de abril- culmina un proceso de formación, trabajo, reconocimientos y ascensos. Ese es el orden cronológico que ha seguido este licenciado en Económicas que con apenas 35 años se incorporó a la compañía.

Ya lo hizo como director general de Finanzas de Telefónica Internacional. Fue en febrero de 1999, poco antes de que César Alierta asumiera la presidencia, y procedía de CEMEX, compañía ligada a la construcción. Poco después pasó a ocupar la Dirección General de Finanzas Corporativas.

La llegada de Alierta no fue un lastre para Álvarez-Pallete, quien en 2000 fue confirmado en su puesto y, poco después, comenzó a ascender. Primero, como Presidente de Telefónica Internacional; después asumió ese cargo pero en Telefónica Latinoamérica. Ahí fue el responsable de la expansión de la compañía por el continente americano, donde la empresa tiene fijado buena parte de su negocio. Después de una década ligado al exterior, en 2011 fue nombrado Presidente Ejecutivo de Telefónica Europa. Y en 2012, consejero delegado de la multinacional.

Con estas credenciales y tras asumir a nivel global el día a día de las operaciones desde su posición como Consejero Delegado de la Compañía, Alierta ha considerado a Álvarez-Pallete como el directivo mejor preparado para favorecer el relevo y posicionar una vez más a Telefónica en la vanguardia, esta vez del sector digital.