Hoy

General Motors retira 92.000 coches por problemas de encendido

Sede de General Motors en Detroit
Sede de General Motors en Detroit / archivo
  • El fallo puede afectar al funcionamiento normal del vehículo y al despliegue de los airbags

El fabricante automotor estadounidense General Motors anunció el jueves la retirada de más de 92.000 vehículos por un fallo en el encendido que puede afectar su funcionamiento normal y el despliegue de los airbags. En Estados Unidos, 83.572 vehículos 4x4 (SUV y pickup) de los años 2011-2012 y otros de los milésimos 2007-2014 reparados con una pieza defectuosa estarían concernidos. Contando a Canadá y México, el número total de vehículos es de 92.221. Una falla en una pieza del conmutador de encendido dificulta el funcionamiento de la llave de contacto, que puede también quedar bloqueada en caso de que la temperatura dentro del habitáculo sea elevada.

Si la llave se bloquea cuando el vehículo está en funcionamiento y la temperatura disminuye o el vehículo sufre un sobresalto, el conmutador de encendido puede verse alterado, y el encendido, la dirección asistida y la asistencia hidráulica de los frenos pueden ser afectados y los airbags no desplegarse en caso de choque.

Los modelos implicados son algunos Chevrolet Silverado, Avalanche, Tahoe y Suburban, Cadillac Escalade así como camionetas tipo pickup GMC Sierra y Yukon. Menos de 500 vehículos están equipados con la pieza defectuosa montada como remplazo, señala GM en un comunicado.

Al 10 de diciembre pasado GM no tenía conocimiento de ningún incidente relacionado con esta falla en los modelos afectados. El defecto fue descubierto durante una investigación sobre piezas retornadas al constructor que estaban bajo garantía, precisó el comunicado.

Los problemas de encendido son recurrentes en GM, que se vio obligada a realizar una vasta operación de retiro de centenas de miles de sus vehículos y prever importantes indemnizaciones debido a estos defectos en otros de sus modelos. Desde comienzos de 2014, GM retiró del mercado más de 2,6 millones de vehículos, y según las estimaciones actuales 42 personas murieron en accidentes motivados por estas fallas.