El déficit estatal baja un 32,6 % entre enero y agosto, hasta 21.502 millones

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. /Efe
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. / Efe

En términos primarios -sin incluir el gasto en intereses- bajó a 3.796 millones, un 0,32 % del PIB

EFEMadrid

El déficit del Estado se situó en el periodo entre enero y agosto en 21.502 millones de euros, lo que supone una reducción del 32,6 % con respecto al mismo periodo de 2016 y equivale al 1,84 % del PIB, cuando el objetivo para el conjunto del ejercicio es del 1,1 % del producto interior bruto.

Según los datos publicados hoy por el Ministerio de Hacienda y Función Pública, esta reducción del desfase se produce después de que los ingresos sumaran 113.074 millones en este periodo, un 5 % más, y los gastos, 134.576 millones, un 3,6 % menos. En términos primarios -es decir, sin incluir el gasto en intereses- el déficit estatal bajó a 3.796 millones, un 0,32 % del PIB.

Hacienda también ha publicado la ejecución presupuestaria del conjunto de administraciones públicas -sin contar las corporaciones locales, cuyos datos aún no se conocen- hasta julio, que reflejan un déficit de 26.940 millones, un 2,31 % del PIB, sin contar las ayudas a las instituciones financieras. El objetivo de déficit público para el conjunto del ejercicio es del 3,1 % del PIB.

Otro dato desvelado hoy es la ejecución presupuestaria de las corporaciones locales en el segundo trimestre del año, que refleja un superávit de 1.874 millones de euros, un 60 % superior al de hace un año y equivalente al 0,16 % del PIB.

En cuanto a los datos de ejecución presupuestaria estatal, los ingresos en los ocho primeros meses del año, aumentaron un 5 % impulsados por los mayores recursos impositivos, que crecieron un 7,3 % hasta los 98.243 millones.

Los ingresos por impuesto de sociedades aumentaron un 23,9 %, hasta 14.141 millones, debido a la puesta en marcha de nuevos mínimos para los pagos fraccionados y a la liquidación del ejercicio 2016.

También mejoró la recaudación del IRPF -un 2,2 %, hasta 20.636 millones- y del IVA -un 5,8 %, hasta 44.741 millones-, mientras que los recursos por cotizaciones sociales bajaron un 2,7 %, hasta 4.945 millones.

Además, la liquidación definitiva de 2015 supuso un incremento de los ingresos correspondientes a las comunidades autónomas en 640 millones de euros.

Los gastos, por su parte, disminuyeron un 3,6 % entre enero y agosto, después de que las transferencias corrientes entre administraciones públicas descendieran un 2,5 %, hasta 78.301 millones.

En concreto, las transferencias a los fondos de la Seguridad Social se situaron en 10.879 millones, un 17,2 % menos, y el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) vio reducidos sus fondos en 2.096 millones.

Otros factores que influyeron en este descenso de los empleos fueron la menor aportación a la Unión Europea por IVA y RNB -5.701 millones, un 13,6 % menos- y de los consumos intermedios -2.841 millones, 10,7 % menos-, así como la caída del 6 % en el gasto en intereses.

La remuneración de los asalariados se situó en 11.440 millones, un 3,2 % menos que en 2016, debido en parte al efecto de la devolución en ese año de la mitad de la paga extra de 2012.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos