Hoy

BBVA admite que despedirá a 500 empleados este año y proseguirá con los ajustes en 2017

vídeo

BBVA / Efe

  • El banco, que ha ganado 2.800 millones hasta septiembre, habrá cerrado 100 oficinas este ejercicio y su consejero delegado apuesta por la subasta de BMN para distorsionar "lo menos posible" la competencia, según Carlos Torres

El consejero delegado de BBVA, Carlos Torres, ha anticipado que para finales de este año la entidad habrá realizado un ajuste laboral de unas 500 personas y el cierre de un centenar de sucursales. Lo hará al margen del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que ha aplicado el grupo tras la integración de Catalunya Banc, por el que han salido de la plantilla más de 1.500 trabajadores y se han clausurado 436 oficinas.

Carlos Torres ha aclarado que el medio millar de despidos previstos para el ejercicio que culmina en dos meses no es fruto de un ERE que aplique el banco. Sino que se trata de una decisión que se enmarca en la "gsetión ordinaria" del grupo y que se articulará, preferentemente, mediante jubilaciones anticipadas. Para ello, BBVA ha provisionado ya 53 millones de euros para hacer frente a los costes asociaciados a esta reestructuración. Desde hace varios años, la entidad presidida por Francisco González viene ajustando su plantilla, para adecuarla a los nuevos usos de los clientes, aunque no se ha tratado de despidos masivos.

De esta forma, el grupo bancario cerrará el ejercicio con una red de 3.505 oficinas. "Es un esfuerzo continuado en España y todas las geografías", ha indicado Torres en la presentación de resultados de la firma. También ha anticipado "medidas" y "salidas adicionales" en la división de España para 2017, aunque no ha anticipado ninguna cifra.

Por otra parte, Carlos Torres también ha mostrado su opinión acerca de la posible privatización de Banco Mare Nostrum (BMN). El consejero delegado de BBVA ha pedido al Gobierno que subaste el grupo que aglutina a las antiguas cajas de Murcia, Granada, Sa Nostra y Penedés, para distorsionar "lo menos posible" la competencia en el sector bancario. Tampoco en este caso se apuesta por la fusión con Bankia, una de las posibilidades que maneja en estos momentos el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

Coincide en esta posición tanto con el consejero delegado de Santander, José Luis Álvarez, como con la de Bankinter, María Dolores Dancausa, quienes ya han anticipado su postura en las presentaciones de resultados de sus bancos. Carlos Torres ha afirmado que "en un proceso de este tipo tendría más sentido una subasta para asegurar que se hace mejor uso de las ayudas públicas". BMN recibió más de 1.600 millones de euros de inyección de dinero público en medio de la crisis económica.

Mejora un 64% sus beneficios

BBVA registró un beneficio atribuido de 2.797 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone un 64,3% más respecto al mismo periodo de 2015, cuando la entidad se anotó un impacto contable negativo de 1.840 millones por la puesta a valor razonable de un 25,01% del banco turco Garanti. Además, las cuentas se han beneficiado de un menor impacto de la depreciación de los tipos de cambio en el tercer trimestre del año. Si se excluyen el impacto de las operaciones corporativas y el efecto de la fluctuación de las divisas, el crecimiento se quedaría en el 15%, según ha informado este jueves el banco a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El banco ha puesto en valor que mantiene la tendencia positiva en ingresos recurrentes (margen de intereses y comisiones) entre enero y septiembre. Así, el margen bruto alcazó los 18.431 millones (+5,1% interanual), mientras que el margen de intereses se situó en 12.674 millones de euros, un 5,5% superior al del mismo periodo del año anterior.

La entidad ha resaltado que este crecimiento se ha visto apoyado por el mantenimiento del dinamismo de la actividad en las geografías emergentes y por la resistencia del banco para generar ingresos en entornos de tipos de interés históricamente bajos en mercados desarrollados. Por su parte, las comisiones crecieron un 3,3% en términos interanuales (+12,5% sin considerar el impacto de las divisas) en el mismo período.

En el tercer trimestre, el esfuerzo realizado en la contención de los costes permitió una caída interanual del 2,7% en la línea de gastos. Esta evolución ha permitido suavizar la tasa de crecimiento interanual en el acumulado del año hasta el 5,8%.

Según ha explicado la entidad, el efecto divisa y la elevada inflación en algunos países, junto con el registro de los gastos de Catalunya Banc durante todo el año (mientras que en 2015 se contabilizaron desde el 24 de abril) son los factores que explican este ascenso. El ratio de eficiencia se mantiene a cierre de septiembre en los niveles de junio (51,8%). Asimismo, BBVA ha dotado 94 millones de euros adicionales en la linea de provisiones en el trimestre para financiar iniciativas relacionadas con costes. En este contexto el margen neto acumulado ascendió a 8.882 millones de euros, lo que supone un incremento interanual del 4,4%.

Con la mora estable

La tasa de mora cerró el trimestre en el 5,1%, en línea con el trimestre anterior y en niveles similares a los de diciembre de 2012, al tiempo que la cobertura descendió ligeramente entre julio y septiembre con respecto a junio y se situó en el 72%.

Por lo que respecta a la actividad del banco, a cierre de septiembre, el crédito bruto a la clientela se redujo ligeramente al compararlo con un año antes, hasta alcanzar los 422.844 millones de euros, mientras que los depósitos de la clientela cerraron en 385.348 millones de euros, algo por debajo de un año antes.

Gana un 8,8% más en España

La actividad bancaria en España registró un resultado de 936 millones de euros hasta septiembre, un 5,2% menos que un año, mientras que la actividad inmobiliaria en España logró reducir las pérdidas hasta los 315 millones, un 24,4% inferiores a las del mismo período de 2015.

Así, el resultado de BBVA en España -combinación de la actividad bancaria y la inmobiliaria- se elevó a 621 millones, lo que supone un incremento del 8,8% en tasa interanual. "La actividad bancaria en España volvió a demostrar gran resistencia en un entorno complicado por los tipos de interés en mínimos", ha subrayado el banco.

El margen de intereses registró una disminución del 2,9% en el acumulado del año, en parte por la menor actividad en los negocios mayoristas y con instituciones, al tiempo que las pérdidas por deterioro de activos financieros continuaron reduciéndose de forma significativa, con un retroceso interanual en el acumulado del 33,2%. La tasa de mora siguió mejorando hasta llegar a niveles del 5,9%, frente al 6% en junio, con una cobertura del 58%. La actividad inmobiliaria en España continuó reduciendo su exposición neta a este sector en un 13,7% interanual, hasta 11.077 millones de euros a cierre de septiembre.