Hoy

La banca consigue resistir a los test después de los duros años de crisis

Sede del Banco de España.
Sede del Banco de España. / Dominique Faget (Afp)
  • Las grandes entidades españolas superan la prueba con una solvencia media del 8,6%, superior a la exigida por el mercado para aprobar

Los seis grandes grupos financieros españoles han aprobado con creces las últimas pruebas de resistencia a las que les ha sometido la Autoridad Bancaria Europea (EBA). Y lo han hecho mostrando un grado de resistencia "apreciable, superando con holgura los requerimientos de capital" establecidos por el mercado para determinar su solvencia, según afirmó el Banco de España tras conocer los resultados publicados anoche por la EBA.

Los test de estrés han determinado el ratio de capital de la banca sobre sus recursos propios (CET1) en un escenario económico adverso –recesión en 2016 y 2017– y teniendo en cuenta la aplicación de la normativa de solvencia en su totalidad. En este supuesto, en su conjunto, la media de los bancos españoles se encuentra en el 8,6%, según la EBA.

En el caso de Bankia, es la entidad que cuenta con un mayor nivel al alcanzar el 9,6%, el dato más elevado entre los bancos españoles. El grupo recibió una inyección de más de 22.400 millones de euros 2012 en ayudas públicas.

Por detrás se sitúan los dos bancos más grandes de España por volumen de activos, con un capital del 8,2% tanto en el caso de Santander como de BBVA. Por su parte, Sabadell se quedaría con un ratio del 8%.

En el caso de Criteria, su capital se sitúa en el 7,8%. Aunque si solo se tiene en cuenta a la entidad CaixaBank –el banco que pertenece al grupo CriteriaCaixa–, esa cifra ascendería al 8,5%, en la media del sector.

En el último lugar de la lista aparece Popular, con un nivel del 6,6%. Se trata del capital más cercano a lo que los analistas habían establecido como límite para determinar la solvencia de las entidades sometidas al test de estrés: un 5,5%. Pero en el mercado caso español, no correrían peligro ninguno de los grupos.

Banca Monte dei Paschi, la peor parada

De las 51 grandes entidades europeas analizadas en este examen, la banca italiana ha sido la peor parada, en general, y la Banca Monte dei Paschi di Siena, en particular. Esta entidad sufriría el impacto más devastador en un escenario económico desfavorable con un hundimiento de su capital hasta el nivel negativo del -2,23%. Poco antes de publicarse su nota, la entidad recibía el visto bueno del Mecanismo Único de Supervisión de su plan para reforzar sus fondos propios en 5.000 millones de euros.

Los dos principales bancos alemanes, Deutsche Bank y Commerzbank, que habían generado dudas en los últimos meses, obtienen un ratio del 7,8% y el 7,4%, respectivamente.

Otras firmas europeas, como Unicredit, bajarían su ratio de capital al 7,1%. En el caso del británico Barclays se situaría en el 7,3%, en del alemán Commerzbank el 7,42% y en el del francés Société Genérale el 7,5%.

Se encontraría en el límite de lo establecido por los mercados como nivel peligroso el suizo Raffaeisen, al quedar en 2018 con un 6,1%. Y el irlandés Allied Irish Bank, participado por el Gobierno de ese país, alcanza una ratio del 6,14%, pero aplicando los cálculos completos de solvencia cedería hasta el 4,31%, por debajo de ese listón oficioso del 5,5%.

En la anterior prueba de resistencia, del año 2014, todas las entidades financieras españolas analizadas –no solo los seis grandes grupos de ayer– conseguían aprobar el test, a excepción de Liberbank, aunque posteriormente captó los fondos requeridos para hacer frente al complejo entorno que planteaba la EBA.