Hoy

CaixaBank constata un «cambio de tendencia» en sus créditos, que repuntan un 0,2%

Gonzalo Gortázar (izq.) e Isidro Fainé.
Gonzalo Gortázar (izq.) e Isidro Fainé. / Efe
  • El auge en la concesión de préstamos, que se dispara un 45% en hipotecas, no impide que los beneficios de la entidad caigan un 27% por los bajos tipos de interés

  • La firma, cuyas acciones se dejan hoy un 5%, apuesta por la salida a Bolsa de la filial angoleña del BPI luso para desatascar el conflicto con sus propietarios

La política de tipos de interés en mínimos históricos ha lastrado buena parte de los beneficios de CaixaBank generados durante el primer trimestre del año, hasta los 273 millones de euros, lo que supone una reducción del 27,2%. Esta evolución se registra a pesar de que la entidad ha confirmado "un cambio de tendencia en la evolución del crédito", tal y como ha explicado el consejero delegado de la firma, Gonzalo Gortázar durante la presentación de resultados.

El avance del volumen de préstamos concedidos por CaixaBank ha superado por primera vez en los últimos años el ritmo de las amortizaciones que los clientes van realizando de sus préstamos. Aunque lo ha hecho mínimamente, a un ritmo del 0,2%, entre enero y marzo. El volumen de la cartera sana crediticia asciende a 190.215 millones de euros. De esta cifra, más de 120.200 millones corresponden a créditos de particulares, cuya evolución aún es negativa, en un -0,6% en términos interanuales. Sin embargo, la concesión de hipotecas ha mejorado un 45%, mientras que la de créditos al consumo, un 44%. "Es muy satisfactoria la evolución de este activo", ha apuntado Gortázar. En el caso del crédito a empresas, avanza un 0,4%, y el del sector público, un 1,6%.

También ha mejorado la tasa de morosidad hasta el 7,55%. Además, las provisiones realizadas disminuyen un 45%, hasta los 410 millones. Para hacer frente a la liquidación de las cláusulas suelo, CaixaBank se ha reservado 515 millones de euros, para afrontar la sentencia que obliga a reintegrar las cantidades cobradas en exceso hasta mayo de 2013. Sobre una posible retroactividad total, dictada por el Tribunal de Justicia de la UE, Gortázar ha indicado que, por ahora, no es momento de dar a conocer a cuánto ascenderían esas dotaciones.

Además, el consejero delegado ha afirmado que la entidad ha formalizado ventas inmobiliarias por 1.306 millones de euros. "Estamos comercializando viviendas ya con beneficio, limitado al 3%", ha afirmado el consejero delegado. "El cambio en el mercado nos permite que pueda reducir la cartera de activos en beneficios", ha apuntado.

Los seguros, un tercio del resultado

A pesar de estos avances, CaixaBank no ha podido evitar el impacto del margen de intereses -la diferencia entre lo que el banco cobra por la financiación que concede y lo que ofrece en los productos de ahorro-, cuyo ratio ha caído un 10,4% hasta los 1.020 millones. El precio del dinero de la zona euro en mínimos del 0% ha sido el principal causante de esta situación. Sin embargo, Gonzalo Gortázar ha anticipado que "ya se ha llegado al mínimo en el margen de intereses", estimando la "recuperación gradual en los próximos meses". Para aliviar esta situación, el consejero delegado ha recordado que ante este contexto de tipos bajos, más de la mitad de los resultados no provienen de la actividad bancaria, sino de los seguros y otras filiales como pagos y tarjetas, "que son absolutamente 'core' y que no dependen de unos tipos negativos".

De hecho, el mercado bursátil está penalizando la cotización de la compañía, cuyos títulos se dejan a estas horas un 4,9% de su valor, hasta los 2,68 euros,en consonancia con lo que está ocurriendo también con otros bancos lastrados por la etapa de tipos en mínimos.

También han evolucionado de forma negativa otros ingresos del grupo bancario, como el de las comisiones, en un 9,4%, así como los resultados generados por su compañías participadas, en más de un 23%. Hay que tener en cuenta que al comparar los resultados de CaixaBank con los del primer trimestre del año pasado, en ese periodo se incluyó el impacto de la adquisición de Barclays Bank.

OPA sobre el luso BPI

En el campo de las operaciones corporativas, CaixaBank se encuentra inmersa en la OPA que ha lanzado sobre el banco portugués BPI. Gonzalo Gortázar ha afirmado que la mejor solución para desatascar el conflicto con la familia Dos Santos, que controla un 18% de esa entidad sería la salida a Bolsa de BFA, el banco angoleño en el que BPI controla un 50,5% y Unitel -propiedad de dos Santos- el 49,5% restante. "Sería un elemento de unión entre las distintas partes involucradas".

El consejero delegado de CaixaBank ha reconocido que la negociación con la familia Dos Santos se centra ahora en este aspecto, después de no haber podido cerrar un acuerdo respecto a su participación en BPI, lo que llevó a la entidad de origen catalán a presentar una OPA por el 100% de las acciones del banco luso.