Hoy

vídeo

Francisco González. / Vincent West (Reuters)

El BBVA alerta de que «los populismos» llevan a la destrucción de puestos de trabajo

  • El presidente de la entidad insiste en que España necesita un Gobierno fuerte para consolidar la recuperación económica

El presidente del BBVA, Francisco González, ha asegurado que España necesita un Gobierno fuerte para consolidar la recuperación económica, ya que, de lo contrario, se arriesga a retroceder todo lo avanzado en los últimos tres años.

En su intervención ante los accionistas en la junta general de 2015 que se celebra en Bilbao, González ha afirmado que España "está otra vez en marcha", pero ha alertado de que aún queda "mucho por hacer", como crear más empleo y de más calidad, impulsar la innovación, mejorar la educación y las administraciones públicas y combatir la corrupción de forma eficaz.

Para crecer de forma sostenida "hay que seguir trabajando. No hay atajos", ha dicho González, quien ha insistido, como hiciera en declaraciones a los medios poco antes de entrar en la Junta, que "los populismos y las promesas inviables" llevan a la destrucción de riqueza y puestos de trabajo, como se está viendo en otros países, como Grecia.

Y sólo con estabilidad política, 2016 y los años siguientes serán muy buenos para el país, ha indicado el presidente del BBVA, quien ha añadido que "esperamos que España crezca el 2,7 % en 2015", y posiblemente algo más si tiene estabilidad política.

Sin embargo, el presidente del BBVA no ha querido obviar el mayor problema que tiene la economía española: el elevado desempleo, cercano al 24%, y ha pronosticado que en 2015 se van a crear medio millón de puestos de trabajo, después de los 400.000 generados en 2014, cifras que van a aumentar en los próximos años.

Mejor banco digital

En cuanto a la política de retribución al accionista, ha confirmado que el objetivo es distribuir entre el 30% y el 40% del beneficio recurrente (pay out) íntegramente en efectivo y lo harán de forma progresiva, de acuerdo con las condiciones regulatorias y de mercado. La entidad realizará en 2015 cuatro pagos a sus accionistas, dos en efectivo y otros dos bajo la modalidad de dividendo elección, que permite elegir entre recibir el pago en efectivo o en acciones.

Sobre la transformación digital en la que está inmerso el banco desde hace ocho años, el presidente del BBVA ha asegurado que "estamos donde nadie está, haciendo lo que nadie hace. Estamos construyendo el mejor banco digital del siglo XXI", lo que ha arrancado al auditorio la primera salva de aplausos de la mañana.

"Nuestro objetivo es que BBVA se convierta en una empresa totalmente digital, con todos sus productos y servicios digitalizados y con más de 100.000 empleados trabajando en modo digital", ha dicho. Asimismo, González ha hecho un recorrido por las principales cifras de 2014 y ha mostrado su satisfacción por los resultados obtenidos por la entidad en las últimos pruebas de solvencia.

En cuanto a la compra de Catalunya Banc, ha presumido de que les sitúa como la primera entidad de España y mejora sensiblemente su posición en esa comunidad. También ha mencionado las desinversiones que la entidad está haciendo en China y el incremento de la participación en el banco turco Garanti y ha explicado que "estamos preparados para tomar el control del banco".