Hoy

EE UU vuelve a investigar a JPMorgan

Oficina de JPMorgan Chase
Oficina de JPMorgan Chase / REUTERS
  • El Departamento de Justicia estudia una serie de operaciones con divisas extranjeras realizadas por el banco norteamericano

El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha puesto en marcha una nueva investigación criminal sobre el negocio de operaciones con divisas extranjeras del banco JPMorgan Chase, reveló la entidad este lunes en un comunicado enviado al mercado. La firma afirmó que está cooperando con esta y otras investigaciones de las autoridades locales y extranjeras relacionadas con el cambio de divisas, al tiempo que elevó sus fondos para costes legal vinculados a estos procedimientos en 1.300 millones, hasta 5.900 millones de dólares.

"El Departamento de Justicia lleva a cabo una investigación criminal, (mientras que) otros reguladores bancarios de Estados Unidos como la CFTC (mercados de materias primas y derivados), la FCA (La Autoridad de Conducta Financiera de Gran Bretaña) y otras autoridades gubernamentales extranjeras realizan investigaciones civiles relacionadas con las actividades en el mercado de divisas", afirma el texto enviado a los responsables mercantiles.

La firma señaló que busca "cooperar con las diversas investigaciones y se encuentra actualmente en conversaciones con el Departamento de Justicia y otros reguladores". Advierte, sin embargo, que estas negociaciones podrían no tener éxito.

Organismos reguladores en diversos países han puesto bajo la mira a varios directivos de grandes firmas que se sospecha podrían haber colaborado entre sí para difundir informes a través de foros de discusión en Internet y servicios de mensajería instantánea, que les permitirían manipular los precios en beneficio propio. Seis de los gigantes mundiales de la banca -el JPMorgan Chase y el también estadounidense Citigroup; el suizo UBS y los británicos Barclays, RBS y HSBC- negocian actualmente un acuerdo con autoridades británicas y estadounidenses, según recogieron varios medios a principio del pasado mes.

Los terminos preliminares de esa negociación colectiva ya han sido esbozados y se estima que podrían incluir el desembolso de una multa que superaría los mil millones dólares. La semana pasada el Citigroup revisó a la baja sus ganancias trimestrales, destinando unos 600 millones de dólares como previsión a las disputas legales en curso.