Hoy

Fianza de tres millones para el expresidente del banco Espírito Santo por blanqueo de capitales

Ricardo Salgado, en una imagen de archivo.
Ricardo Salgado, en una imagen de archivo. / Reuters
  • La justicia portuguesa le relaciona con la mayor red de lavado de dinero y fraude descubierta en el país dentro de la operación ‘Monte Branco’

El ex presidente del Banco Espírito Santo (BES) portugués, Ricardo Salgado, quedó este jueves en libertad tras abonar una fianza de tres millones de euros. El financiero fue arrestado por la mañana, acusado de sendos delitos de fraude, abuso de confianza, falsificación y blanqueo de capitales.

La orden de detención fue cursada por el Tribunal de Instrucción Criminal de Lisboa, que también le ha prohibido salir del país y mantener contactos con «determinadas personas». Y es que, según la Fiscalía, Salgado podría tener alguna implicación con la mayor red de blanqueo de capitales descubierta en el país luso.

El patriarca de la familia Espírito Santo –conocidos como los Rockefeller portugueses– y que fue director ejecutivo del BES durante 22 años estuvo declarando ante la Policía durante ocho horas en relación al llamado ‘caso Monte Branco’. Su imperio económico-financiero abarca desde Angola a Brasil, y de Luxemburgo a Nueva York, aunque el banco perdió casi la mitad de su valor bursátil la semana pasada y su grupo el 70% entre rumores de posible bancarrota.

La situación del grupo parece, en cualquier caso, delicada. De hecho, la firma Espírito Santo Financial Group (ESFG), ‘holding’ financiero de la familia Espírito Santo y propietario del 20,1% del BES, solicitó este jueves en los juzgados de Luxemburgo la "gestión controlada", una figura jurídica que es similar al concurso de acreedores en España. Se trata, por tanto, de un procedimiento previo a una posible declaración de quiebra o suspensión de pagos.

Registros en sus oficinas

En 2012 ya compareció como testigo en dicha causa y desde entonces estaba siendo investigado, lográndose nuevas pruebas en su contra «gracias a la cooperación internacional», apuntó la Fiscalía.

El abogado de Salgado dijo que su cliente “había colaborado con la justicia” y, según algunas fuentes locales, incluso intentó acudir voluntariamente a declarar días atrás, aunque el tribunal desestimó esta posibilidad. El miércoles, las oficinas del Consejo Superior –sede del ‘holding’ de la familia Espírito Santo- fueron registradas por la Policía en busca de documentación presuntamente incriminatoria. El martes ocurrió lo mismo en la filial del BES en Miami y también su sucursal en Panamá está siendo controlada por las autoridades judiciales.