Hoy

La banca deberá informar a los afectados por las cláusulas suelo sobre la forma de reclamar

vídeo

Luis de Guindos. / Efe

  • El Gobierno pacta con el PSOE el mecanismo para recuperar el dinero, que incluirá el pago de los intereses de demora, pero deja la puerta abierta para que las entidades no generalicen la devolución en todos los casos

Principio de acuerdo entre el Gobierno y el PSOE para poner en marcha el mecanismo por el que los 1,5 millones de afectados por las cláusulas suelo podrán recuperar el dinero que han pagado de más en sus hipotecas, después del fallo del Tribunal de Justicia de Luxemburgo en el que se establecía la retroactividad total. El pacto permitirá el reintegro de esas cantidades en apenas tres meses, mediante una vía que será efectiva en pocos días, una vez que lo apruebe el consejo de ministros de este viernes, porque no lo hará como proyecto de ley, sino como decreto ley, para agilizar el proceso.

La principal novedad de este texto reside en que los bancos estarán obligados a informar a sus clientes afectados sobre la posibilidad de abrir esta reclamación. Es decir, a diferencia de lo establecido en el borrador que se negociaba la semana pasada, no tienen que ser los usuarios los que se acerquen a sus entidades, sino que éstas deberán actuar automáticamente, independientemente de la respuesta que obtengan de sus clientes. El mecanismo deberá ponerse en marcha en el plazo de un mes desde su aprobación. Desde que reciba la reclamación del cliente tendrá tres meses para presentarle una oferta en firme.

Además, el proyecto de la norma prevé que en la devolución de las cantidades pagadas de más, por la imposición de las cláusulas suelo, la banca deberá incluir los intereses legales que han generado esas cantidades, aunque no está claro cuál será el tipo de referencia. Por otra parte, si el banco ofrece una devolución indirecta, esto es, a través de la amortización de la hipoteca o la negociación de otros productos bancarios en vez del dinero en metálico, a dinero en metálico, el cliente tendrá que firmarlo por escrito. Antes de tomar una decisión, dispondrá un plazo de dos semanas para valorar esa posibilidad.

Sin embargo, el mecanismo no asegura el cobro del dinero a todos los afectados, ni siquiera que todos los bancos vayan a hacerlo de forma unísona, una de las dudas que planteaba el propio sector. De hecho, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha asegurado esta misma mañana en el Foro Económico de Davos que al Gobierno sólo le toca "establecer un cauce" para que sea más sencilla y rápida la negociación entre los particulares y los bancos en lo relativo a la devolución de las cláusulas suelo.

De Guindos ha aclarado que el Gobierno "no puede meterse en medio de una negociación entre particulares", que son los usuarios por un lado y las entidades financieras por otro, por lo que no le corresponde decidir cómo debe efectuarse la devolución, en efectivo o con productos bancarios. De hecho, para que todo este mecanismo se ponga en marcha, es necesario que el banco acepte que la cláusula suelo que incluyó en su hipoteca no era transparente. Si no lo hace, el usuario podrá acudir a la vía judicial.

El ministro ha indicado que se trata de un procedimiento extrajudicial "porque la tutela judicial hay que mantenerla", y que cualquier ciudadano tiene derecho a acudir a los tribunales. El Gobierno ha querido ofrecer con este acuerdo, del que todavía quedan "flecos" que hay que cerrar, una vía alternativa y gratuita para evitar el colapso de los juzgados, ha añadido.