Hoy

La AIE avisa de que el exceso de oferta de petróleo seguirá si la OPEP no recorta

Plataforma petrolífera.
Plataforma petrolífera. / Archivo
  • Los bajos precios del barril en los últimos meses han puesto en una situación difícil a todos los productores, incluida Arabia Saudí, y especialmente a los yacimientos con costos de extracción

El exceso de petróleo en el mercado, al que ha contribuido la producción récord de la OPEP, va a prolongarse en la primera mitad de 2017 a menos que el cártel petrolero cumpla su objetivo de reducir su cuota, ha indicado la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

En su informe mensual sobre el mercado petrolero, la AIE destacó que el "significativo" repunte de la producción de Irán, Libia y Nigeria -que se presume que quedarán exentos de los recortes que se ha comprometido a aplicar la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP)- implicará que los otros miembros tendrán que hacer mayores esfuerzos, en particular Arabia Saudí. Además, queda por determinar el grado de cooperación de otros países que no pertenecen a la organización, como Rusia, que ha anunciado su intención de participar en las discusiones.

La agencia, que reúne a los grandes consumidores de energía del mundo desarrollado, reconoció que el mero anuncio de los planes del cártel ya ha elevado el precio del barril en un 15%, y que "si la OPEP se ajusta a su nuevo objetivo (entre 32,5 y 33 millones de barriles diarios), el mercado podría reequilibrarse más rápidamente".

Revisión al alza de las previsiones

Los autores del informe mensual revisaron este mes al alza las previsiones de la demanda global tanto para este año como para el próximo, con 200.000 barriles suplementarios, pero puntualizaron que se trata de una corrección técnica por una elevación de la base de comparación de 2015, sobre todo con los datos de Estados Unidos.

Pero, sobre todo, insistieron en que el crecimiento del consumo se ha ralentizado y esa tendencia va a continuar, de forma que este año sólo se sumarán 1,2 millones de barriles diarios (hasta una media de 96,3 millones) y otro tanto ocurrirá en 2017 (hasta 97,5 millones).

La debilidad de la actividad en los países desarrollados y la "marcada desaceleración" en China están detrás de esa ralentización, que queda en evidencia cuando se observa que la progresión interanual de la demanda, que era de 2,5 millones de barriles diarios en el tercer trimestre de 2015, ha pasado a 0,8 millones en el pasado trimestre.

Por el lado de la oferta, la AIE indicó que en septiembre se incrementó en 600.000 barriles diarios respecto al mes precedente hasta 97,2 millones, y a eso contribuyeron sobre todo los países que no pertenecen a la OPEP (cerca de 500.000 barriles diarios suplementarios), especialmente Rusia y Kazajistán.

Precio del barril

El cártel petrolero elevó su oferta en 160.000 barriles diarios, hasta un máximo histórico de 33,64 millones, y en eso tuvieron que ver en buena medida la extracción récord de Irak (4,46 millones de barriles diarios) y la reapertura de las terminales de exportación de Libia.

La agencia constató que los bajos precios del barril en los últimos meses han puesto en una situación difícil a todos los productores, incluida Arabia Saudí, pero sobre todo las empresas que explotaban yacimientos con costos de extracción, como los de esquistos. Esa es la razón principal de que los países que no pertenecen a la OPEP vayan a disminuir su producción este año en 900.000 barriles diarios de media, aunque se espera que en 2017 el movimiento se invierta, con un alza de 400.000 barriles.

Las reservas comerciales en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) cayeron en agosto en 10 millones de barriles, por primera vez desde marzo, para quedar en 3.092 millones de barriles y los datos preliminares de septiembre anuncian que la tendencia continúa en Estados Unidos y Japón.