Hoy

La firma de contratos con la banca sin pasar por la oficina se consolida

Una empleada de BBVA mostrando cómo funciona el servicio de firma a distancia
Una empleada de BBVA mostrando cómo funciona el servicio de firma a distancia / J. Rey
  • Más del 50 por ciento de las contrataciones de los principales productos que los clientes de BBVA hicieron en septiembre se tramitaron a distancia

Las nuevas tecnologías están provocando numerosos cambios en la sociedad. De algunas de esas transformaciones casi no somos conscientes y de otras ya formamos parte. Compramos de manera diferente, ya no vendemos como antes e incluso tampoco nos relacionamos del mismo modo. En los últimos años, los bancos también se han sumado a esa metamorfosis guiada por los avances tecnológicos. Lo están haciendo con el objetivo de transformar la relación entre entidad y cliente basándose en una comunicación más sencilla y eficiente.

En ese proceso, BBVA lidera el ranking de entidades que aboga en mayor medida por la banca digital con el objetivo de adaptarse a los nuevos hábitos de todos sus consumidores. Es lo que este banco ha denominado como la revolución de las pequeñas cosas. Y en esa revolución destaca un servicio que en los últimos meses está registrando datos que confirman su éxito.

Se trata de la firma diferida, una opción que permite contratar un producto desde un dispositivo inteligente en cualquier momento y lugar. Todo sin pasar por la oficina, con el ahorro de tiempo que eso conlleva.

En la actualidad, más del 50% de los contratos de los principales productos que los clientes firman con BBVA se hace a distancia. En la región extremeña, durante el mes de septiembre, se registraron cerca de 1.600 contratos a distancia según detalla Juan Sebastián Trinidad Marín, director del centro de banca de clientes de Cáceres.

El proceso

Realizar contratos sin pasar por la oficina es posible en BBVA gracias a la denominada firma a distancia, un servicio que puede utilizar cualquier cliente, con plena garantía jurídica y validez legal, que tenga activo el acceso a la web de este banco o la ‘APP’. En el caso de Extremadura, cuentan con más de 43.000 clientes activos en su web y casi 30.000 usuarios utilizan la aplicación móvil. Además, el cliente puede utilizarlo desde el canal que más le convenga: BBVA.es, móvil, banca telefónica, BBVA Contigo o cajeros automáticos.

El cliente se informa del producto que le interesa y en el caso de que quiera contratarlo el gestor le envía el contrato a su buzón con todos los detalles: intervinientes, condiciones del mismo y la información legal. Una vez que se ha tomado el tiempo necesario solo resta introducir la clave para aceptar la operación.

Cuentas, tarjetas, depósitos, planes de pensiones, fondos de inversión, préstamos al consumo y seguros son los productos que se pueden contratar con la firma a distancia.

Este servicio está disponible para todos los clientes de BBVA. Además, los que dispongan de BBVA Contigo tienen a disposición una persona las 24 horas. Se trata de un equipo de especialistas de BBVA que atienden desde un principio al mismo cliente, le asesoran y le realizan todas aquellas gestiones bancarias que éste necesite o considere oportunas. En definitiva, un ejemplo más de la apuesta de BBVA por la banca del futuro. De hecho, ya ha puesto en marcha servicios como el apagado y encendido de tarjetas o el pago desde el móvil.