Hoy

«Con este servicio se gana en transparencia, agilidad y seguridad»

Juan Sebastián Trinidad Marín y Pilar Campos Méndez.
Juan Sebastián Trinidad Marín y Pilar Campos Méndez. / J. Rey
  • Desde la oficina de la avenida de España, en Cáceres, apuntan que «la firma a distancia se usa cada vez más»

Pilar Campos Méndez tramita diariamente numerosos contratos a distancia de clientes de BBVA en Cáceres. Es la directora comercial de BBVA Contigo en la capital cacereña y asegura que «este servicio es cada vez más demandado». Con ella coincide Juan Sebastián Trinidad Marín, director del centro de banca de clientes de Cáceres, quien apunta que con esta posibilidad «el usuario mantiene una comunicación constante con su gestor y a la vez puede realizar sus trámites de una forma segura y cómoda».

–¿Cuáles son los pasos que debe seguir un cliente para firmar un contrato a distancia?

–Cuando el cliente está interesado en un producto, habla con su gestor personal y éste le envía la copia el contrato. Para que el cliente acceda a las condiciones, tiene que introducir su clave de usuario en la página web de BBVA y seguidamente confirmar que lo ha recibido correctamente. Luego, se puede tomar todo el tiempo que desee para leerlo y firmarlo en el momento que quiera. Una vez firmado, entra en vigor y en su cuenta aparece lo contratado.

–En algunas contrataciones hay más de un titular. ¿Es necesario que todos tengan firma a distancia?

–El contrato a firmar puede ser monotitular o multititular y cada uno de los titulares puede elegir el tipo de firma más conveniente. Hasta que no firme el último titular el producto no se pone en vigor. Una vez firmado, la puesta en marcha es automática.

¿A medida que aumenta la demanda de la firma a distancia, también lo hacen los servicios a contratar?

–Han ido ampliándose los servicios que se pueden firmar a distancia. Ahora ya se hacen el 95% de las contrataciones más habituales que se realizan con el banco.

–¿Cuál es el perfil del usuario?

–No es necesariamente una persona joven. Hay clientes de todas las edades. Cada vez se va ampliando más el rango de clientes porque ven las ventajas de un servicio cómodo y sencillo. He llegado a hacer firmas diferidas de clientes que están en el extranjero. Con la firma a distancia se gana en transparencia, agilidad y seguridad. Es muy cómodo porque toda la documentación se puede tener en la web y a mano en cualquier momento. Además, cuando tienen alguna duda el gestor personal la resuelve.

Temas