Hoy

El talento, el verdadero motor de la innovación

El talento, el verdadero motor de la innovación
/ Salvador Salas
  • Expertos analizan en una jornada de Futuro en Español los ingredientes para el desarrollo en España y América Latina; plantean dudas sobre las políticas de I+D y destacan el caso de Málaga como ciudad tecnológica

El desarrollo de América Latina se escribe en español. Y Málaga quiere seguir sumando páginas en ese ambicioso libro que tiene un potente hilo conductor: el idioma. Un patrimonio común -el que comparten españoles y latinoamericanos- del que emergen importantes sinergias en términos económicos, tecnológicos, sociales o culturales con un sinfín de posibilidades a explotar para el progreso mutuo. ¿Pero con qué fórmula? Destacados expertos pusieron sus cartas sobre la mesa hace ahora un año en el auditorio Edgar Neville de la Diputación para repasar casos de éxito de empresas que hicieron las maletas para invertir en dicho continente. Aquella puesta en común fue tan enriquecedora que la capital ha entonado un bis. Había ganas de más. Y todos esos asuntos en el tintero son los que han vertebrado hoy las ponencias de Futuro en Español.

La cita -organizada por Vocento, a través de SUR, junto a CAF-Banco de Desarrollo de América Latina- ha tenido lugar esta mañana en el Museo Ruso bajo el título 'Innovación: propuestas para el desarrollo de América Latina y España'. Una apretada jornada con 17 ponentes que ha servido para debatir y reflexionar sobre las últimas tendencias y oportunidades en el ámbito de la innovación y la tecnología de ambas orillas que, como ha destacado el director general de Prensa malagueña, José Luis Romero, tiene el ambicioso objetivo de convertirse en el foro empresarial más importante del mundo hispano hablante. Un encuentro que ha resaltado la importancia del talento como verdadero motor de dicha innovación y en el que se ha recordado que los organismos públicos deben crear ese caldo de cultivo para que los proyectos surjan. Pero sin dirigirlos, simplemente animándolos.

Durante la cita se ha puesto en valor la experiencia de Málaga en materia de innovación, se han abordado casos como el chileno, el de Colombia o el de Panamá y se ha repetido un nombre propio: el del fundador de Apple Steve Jobs, que muchos de los ponentes han puesto de ejemplo a seguir. "No inventó nada, pero encontró la oferta y demanda".

Guillermo Fernández de Soto, director de CAF para Europa, ha sido conciso y tajante en el arranque de su intervención: "El futuro es en español", ha indicado para acto seguido poner el foco sobre la "revolución acelerada" que está afectando a la economía, a la sociedad, a la vida empresarial y a la política. "El paradigma tecnológico nos dominará, pero depende de nosotros que se genere también una civilización más humana y no sólo más tecnológica", ha reflexionado. Y ha puesto deberes a los presentes: "Nuestra tarea es acompañar a los países miembros para estar preparados para todo ese cambio y subirse no al carro, sino a esa nave supersónica". De retos también ha hablado el presidente de la Diputación de Málaga Elías Bendodo en la inauguración del Futuro en Español. "Queremos ser la puerta de entrada a Europa" ha dicho para a continuación recordar el esfuerzo hecho por su institución para impulsar la internacionalización de las empresas malagueñas. Por su parte, el consejero de Empleo, Empresa y Comercio de la Junta, José Sánchez Maldonado, ha advertido de que es el momento de abordar con decisión el gran desafío que representa Latinoamérica. "Es un mercado de oportunidades para el empresario andaluz y las relaciones deben dar un salto cualitativo y cuantitativo".

"No basta el I+D para innovar. Hay que primar el talento"

La mesa redonda sobre las oportunidades que ofrece la tecnología como elemento diferenciador para un desarrollo sostenible ha abierto la jornada del Futuro en Español. En ella se ha recordado que todas las posibilidades de negocio ofrecidas por los países latinoamericanos requieren también de una buena planificación y de una buena estrategia para aprovechar esas sinergias y ese gran lazo de unión que es el idioma. El coloquio ha contado con un plantel de expertos de primer nivel integrado por el director corporativo de Asuntos Estratégicos de CAF-Banco de Desarrollo de América Latina, Germán Ríos; el presidente y cofundador de Insight Foresight Institute (IFI), el ingeniero español José Manuel Leceta; el socio fundador de P3 Ventures y asesor de emprendimiento en Costa Rica, Chile y Panamá, Gabriel Hidalgo; el director de la Fundación para el Liderazgo e Innovación Estratégica en México, Luigi Valdés, y el ejecutivo principal, coordinador de la Iniciativa Regional de Patentes Tecnológicas para el Desarrollo de CAF-Banco de Desarrollo de América Latina, Álvaro Atilano.

Germán Ríos, quien ha moderado la mesa, ha destacado que si América Latina quiere crecer debe hacerlo desde dentro, "y una de las vías para lograrlo es a través de la innovación, el conocimiento y la tecnología". Leceta, por su parte, ha querido poner la lupa en el factor humano y ha animado a centrar la atención "más que en los elementos del sistema, en los comportamientos". "Hay que pensar en el contexto donde se produce la innovación". Su receta pasa por centrarse en la creatividad y la determinación. "En la colaboración entre personas, como ocurre por ejemplo en Silicon Valley".

El presidente y cofundador de Insight Foresight Institute ha defendido en su ponencia que la innovación no sea solo I+ D. "No basta. Son necesarias varias dimensiones y en su combinación está la clave". ¿Sus ingredientes? Primar el talento, "distintivo de cualquier ecosistema de éxito" y no olvidar la importancia de la dimensión internacional. Talento abierto al mundo. Un cambio de paradigma en las políticas europeas. Gabriel Hidalgo tampoco se ha olvidado de poner el acento en la importancia de la innovación y ha repasado el caso chileno. En su opinión, las empresas deben apostar más aún por este reto, pero no ha pasado por alto los múltiples obstáculos que suelen encontrarse en esta compleja aventura: véase los costos, la falta de personal o la incertidumbre sobre la demanda. ¿Uno de los espejos donde mirarse?: EE UU, "es campeona en innovación: tiene sistema, recursos, y además tiene mentalidad", ha recalcado.

Luigi Valdés, director de la Fundación para el Liderazgo e Innovación Estratégica, se ha encargado de exponer la situación de México, donde según ha destacado la mayoría de los jóvenes quieren ser empresarios, "porque saben que si quieren casa y carro, como empleados no es posible". Sobre su inversión en innovación ha explicado que el país ya dedica el 6% de su producto interno a investigación y desarrollo. ¿El reto tras ese porcentaje? "Generar pensamientos innovadores y encaminarlos a ideas empresariales exitosas. Como ejemplo pone a Steve Jobs: "No inventó nada, encontró la oferta y demanda". "Creo que si unimos ingenio, ganas y creatividad nadie nos va a ganar", ha planteado durante su intervención en el foro.

Por último, Álvaro Atilano, coordinador de la Iniciativa Regional de Patentes Tecnológicas para el Desarrollo de CAF- Banco de Desarrollo de América Latina, ha sacado a debate la importancia de las patentes, otra pieza clave del rompecabezas. "Nos miden por la cantidad que podemos generar" y ha detallado su experiencia con Panamá, donde su entidad ha puesto en marcha una interesante iniciativa que ha permitido al país convertirse en líder iberoamericano en generación de patentes internacionales en menos de un año.

Cultura y tecnología como caso de éxito de una ciudad: la marca Málaga

Tras una pequeña pausa, Futuro en Español, ha continuado a media mañana con la segunda mesa redonda de la jornada, centrada en los espacios urbanos como ecosistemas innovadores en Latinoamérica y España. El debate ha estado moderado por el presidente de la Fundación Ciudad y director del Foro Iberoamericano de Ciudades, Tomás Vera, y ha contado con la intervención de Juan Luis Núñez, gerente general de la Fundación País Digital (Chile), y de Antonio Gómez-Guillamón, director general de Aertec y vicepresidente de Málaga Valley.

La charla ha servido para abordar cuestiones acerca del nuevo planteamiento de las ciudades como la recuperación de espacios públicos, el movimiento ‘smart cities’ o el papel de la cultura en todo este engranaje. Tres expertos y muchas preguntas sobre la mesa. ¿Hacia dónde debe ir la innovación y el desarrollo inteligente? Tomás Vera ha sido el encargado de plantear el primer interrogante en el auditorio del Museo Ruso. Una de las claves, a su juicio, debe ser la de aprovechar los lazos que nos unen. "No hemos conseguido darle el valor económico a tener un solo idioma; un mercado único", ha opinado el director del Foro Iberoamericano de Ciudades. "Latinoamérica es un continente joven, creativo y con buenas materias primas. Además, es un magnifico banco de pruebas de desarrollo inteligente en ciudades ya que el 80% de la población vive en núcleos urbanos (porcentaje que se eleva al 90% en Chile o Argentina)", ha expuesto. Un continente pues lleno de oportunidades, pero también de retos y desafíos. Y es que como ha recordado Vera, entre el 25 y el 50% de los habitantes de las ciudades de Latinoamérica no tienen acceso a servicios básicos y, por ende, suponen un lastre ya que no se incorporan al dinamismo económico del país.

Para este experto, los países deben trabajar en un modelo que priorice las necesidades de la sociedad para que quienes tienen capacidad de emprendimiento realicen ese trabajo complementario "en busca de la mejora de esas ciudades". ¿Pero hasta dónde debe llegar la intervención de las instituciones públicas en esa tarea? ¿Cómo debe ser esa interacción entre el ámbito público y privado? Antonio Gómez-Guillamón lo tiene claro: "Los organismos públicos deben crear ese caldo de cultivo para que las cosas ocurran. Crear las condiciones y dejar que las iniciativas surjan. Pero sin dirigirlas. Simplemente animándolas", advierte. En la misma línea opina el abogado y asesor especialista en tecnologías de la Información, Juan Luis Núñez. "El estado debe crear esas condiciones y también, por qué no, preguntarle a los millenials que son el futuro", añade. En 2001 Núñez creó la Fundación País Digital, una iniciativa muy innovadora -con pocas experiencias hermanas en el mundo- encargada de articular puentes entre el sector público y el privado. En 2012 dicho organismo lanzó un área de 'smart city' superado el obstáculo que suponía socializar en Chile el concepto. "Un reto ambicioso del que la ciudad de Málaga es un gran ejemplo por su labor en aspectos como el transporte público", ha ilustrado Núñez.

Continuando con el caso de Málaga, el cofundador de AERTEC ha resaltado la transformación vivida en la capital en los últimos 25 años. Un gran cambio que, según ha enumerado, se apoya en dos pilares fundamentales. El primero de ellos es un plan estratégico claro y bien definido: "Todo el mundo se aparta ante un hombre cuando sabe a dónde va. Y Málaga lo sabe. Tenemos un plan diseñado entre todos y que funciona". Los activos de la ciudad, el tener un entorno privilegiado, constituyen el segundo ingrediente de esta fórmula de éxito: "Tenemos un gran aeropuerto internacional perfecto para el mundo de negocios y una gran universidad con disciplinas que interesan al mundo de la tecnología además de un Parque Tecnológico bien abonado. Málaga es un sitio donde la gente quiere vivir y eso es un gran activo", ha destacado para finalizar con una reflexión a modo de conclusión: "Cada ciudad tiene que encontrar su plan de acción que le proyecte en el mundo". Y el de Málaga es exportable a Latinoamérica. "Cultura, turismo y tecnología son tres piezas que se acoplan perfectamente, se complementan y funcionan".

Cómo hacer las Américas: la experiencia de andaluces al otro lado del charco

Futuro en Español ha concluido con la mesa redonda ‘Crecimiento, innovación y América latina. Experiencias de éxito de empresas andaluzas’. Una cita para exponer casos de éxito al otro lado del charco, compartir experiencias y repasar aquellas herramientas ofrecidas desde organismos como la Agencia Andaluza de Promoción Exterior-Extenda o la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía-IDEA para facilitar la aventura empresarial en Latinoamérica y a su vez fomentar la llegada de inversores a la región.

El coloquio ha estado moderado por el adjunto a la Dirección de SUR, José Vicente Astorga, y ha contado con la presencia del director general de IDEA, Antonio González Marín, el abogado asociado de Gómez-Villares&Atencia Abogados Rafael Enrique Mccausland, y la consejera delegada de Extenda, Vanessa Bernad.

En el caso de IDEA, Antonio González Marín ha explicado que desde 2014 han gestionado 13 proyectos de empresas latinoamericanas con interés por quedarse en Andalucía. "De ellos han fraguado finalmente cuatro iniciativas y tres de ellas se han asentado en Málaga, lo que pone en evidencia el tirón económico de la provincia dentro de la comunidad autónoma". Por su parte desde Extenda han indicado que México, Brasil, República Dominicana, Argentina y Colombia son los destinos preferidos por nuestros empresarios para hacer las Américas.

Actualmente, Extenda tiene presencia en 39 países, diez de ellos en América Latina. Más de 3.500 empresas utilizaron el pasado año los servicios de esta agencia andaluza en su conquista del mercado internacional, un salto que requiere de una estrategia e inversión bien planificada. Para ello, diseñan una ‘hoja de ruta’ que facilita la salida al exterior de las empresas, cubriendo las necesidades fundamentales en dicho proceso de internacionalización.

Un claro ejemplo de éxito precisamente en la otra orilla es el del despacho malagueño GVA Gómez-Villares & Atencia. Hace ya dos años que el prestigioso bufete decidió desembarcar en Colombia, continuando en Sudamérica con su plan de expansión internacional. Tras una etapa de incursión e intenso trabajo para consolidarse en el país mediante la búsqueda de aliados, la firma persigue ahora dar un paso más y crecer en una región estratégica. Así lo ha explicado durante su intervención en el coloquio el letrado Rafael Mccausland, "el único millenial en el panel de expertos, con 27 años", como han resaltado en su presentación. En su caso, su receta de éxito ha pasado por buscar aliados de primer nivel al otro lado del charco. "Trabajar con socios estratégicos locales con experiencia que conozcan el mercado y acompañen a cada paso a los emprendedores es vital", ha indicado al tiempo que ha apuntado el buen momento que vive Colombia, "el principal país amigable con la inversión extranjera gracias a su gran avance en seguridad jurídica para los españoles".

Concluida la tercera mesa redonda, el alcalde de Málaga Francisco de la Torre ha sido el encargado de clausurar el encuentro. El regidor ha resaltado que Málaga es una ciudad con grandes miras internacionales y ha destacado la relación cada vez más estrecha de la capital de la Costa del Sol con Latinoamérica. Prueba de ello es que algunas empresas locales ya han cruzado el charco y están implantando allí sus negocios.