Hoy

La tasa de ahorro se mantiene en el 9,3% por el incremento del gasto de los hogares

La tasa de ahorro se mantiene en el 9,3% por el incremento del gasto de los hogares
/ Javier Ocaña.
  • La capacidad de retener ingresos de cara al futuro apenas sube 0,1 puntos en el primer trimestre, mientras que las familias destinan un 2,3% más de su dinero al consumo por la recuperación económica

Los ciudadanos no consiguen mejorar el nivel de ahorros acumulados a medida que se van despidiendo de la crisis económica. Durante el primer trimestre de este año, la tasa de ahorro de los hogares -el ratio que mide la capacidad de retener ingresos con respecto a las rentas recibidas cada mes- se ha situado en el 9,3%. Supone un incremento de apenas 0,1 puntos con respecto a los tres últimos meses de 2015, según los datos del INE.

No existe mayor capacidad de ahorro porque, fundamentalmente, los hogares siguen incrementando el nivel de gasto doméstico con respecto a las retricciones que muchas familias se marcaron en los peores años de la recesión, entre 2011 y 2013. De hecho, el gasto en consumo final de los hogares durante el primer trimestre de 2016 se estima en 159.411 millones de euros, un 2,6% superior al del mismo periodo de 2015. Con ello, su capacidad de ahorro se reduce un 5,3% (hasta 485 millones, frente a 512 millones en el primer trimestre de 2015).

Desde hace aproximadamente tres años, la tasa de ahorro de los españoles se mantiene en una franja que apenas se mueve entre el 9% y el 9,7% de sus rentas disponibles. En España, la estructura presupuestaria de las familias funciona así: cuando hay recuperación económica, se gasta más y se ahorra menos. Y en medio de la crisis, se restringe el consumo y se guarda más dinero en previsión de futuros acontecimientos. De hecho, en el año 2010, durante la primera caída del PIB, la tasa de ahorro alcanzó el máximo del 13%. Apenas dos años antes, en 2008, durante la última etapa del 'boom' económico, ese ratio apenas alcanzaba el 5,8%.

Durante el primer trimestre de 2016 la renta disponible bruta de los hogares se incrementó un 2,1% con respecto al primer trimestre de 2015, hasta los 159.850 millones de euros. Este aumento es consecuencia de un crecimiento del 3,2% en la remuneración percibida por los asalariados y del 2,0% en el excedente de explotación bruto y de la renta mixta bruta del sector. Sin embargo, el saldo neto de las rentas de la propiedad percibidas (intereses, dividendos, etc.) se reduce un 3,2% respecto al primer trimestre de 2015.

Temas