Hoy

El Tesoro reducirá un 9% la emisión neta de deuda de 2016 hasta los 45.000 millones

  • La Administración colocará 226.694 millones el próximo año, después de haber rebajado en 7.283 millones la cifra prevista a principios de 2015 por el Ejecutivo

El Ministerio de Economía ha hecho los cálculos del Tesoro para el próximo año, reduciendo el importe de las emisiones netas de deuda que realizará a lo largo del próximo año hasta los 45.000 millones de euros. Se trata de un 9,1% menos que lo que el Estado había previsto para 2015, al fijar inicialmente esta cantidad en los 55.000 millones. Sin embargo, la buena marcha de la economía durante todo el año había venido permitiendo al Ejecutivo reducir sus expectativas de coste de la deuda reduciendo poco a poco esta referencia hasta los 47.717 millones, esto es, 7.283 millones menos de lo inicialmente calculado.

Durante 2016, el Tesoro emitirá 226.694 millones, desde los 236.817 millones de este mismo año. En este caso, la previsión apuntaba a principios de año a colocar 239.370 millones, aunque la progresiva reducción del déficit público ha permitido una menor necesidad de acudir a los mercados. De hecho, en los últimos 12 meses se ha registrado el mínimo de emisiones desde 2012, en el peor momento de la crisis económica. En el caso de las amortizaciones, el organismo público ha calculado que alcanzarán a lo largo del próximo año los 185.694 millones.

La intención del Tesoro Público es colocar en Bonos y Obligaciones más de 125.300 millones, mientras que utilizará otros 101.400 millones para subastar Letras a corto plazo. En 2015, el importe de la deuda a largo plazo ha sido superior, alcanzando los 139.000 millones, mientras que en el caso de la de corto plazo ha sido inferiores, situándose en los 97.816 millones.

Las subastas han disfrutado de buena demanda, como se refleja en las elevadas ratios de cobertura, 2,27 de promedio en las subastas de Bonos y Obligaciones y 2,42 en las de Letras. En 2015 el Tesoro ha conseguido reducir además el coste y el riesgo de la cartera de Deuda del Estado. El coste medio de emisión de la Deuda del Estado ha descendido desde el 1,52% en 2014 hasta el 0,84% en 2015. Ello ha incidido en un menor coste medio de la Deuda del Estado en circulación que ha pasado de un 3,47% a finales de 2014 a un 3,14% a finales de 2015. Ambas cifras son las más bajas de la historia del Tesoro. A partir de 2013 aumenta la vida media de la Deuda en circulación. Esta tendencia se ha intensificado en 2015, año en el que se ha pasado de una vida media de 6,28 años a 6,45 años.