Hoy

El FMI apuesta por reducir el salario mínimo para luchar contra el paro juvenil

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde.
La directora gerente del FMI, Christine Lagarde. / Efe
  • Propone reducir las indemnizaciones de los contratos indefinidos para recortar una dualidad que penaliza a los trabajadores más jóvenes

El Fondo Monetario Internacional (FMI) apuesta por reducir el salario mínimo internacional (SMI) o las cotizaciones sociales que pagan las empresas para incentivar la contratación de los trabajadores más jóvenes, que soportan actualmente en España una tasa de paro de alrededor del 50%. MAsí se indica en el informe 'Desempleo juvenil en las economías avanzadas de Europa: En busca de soluciones', presentado este miércoles la economista senior del FMI, Angana Banerji, y el director de Fedea, Angel de la Fuente.

El informe plantea, en primer lugar, que el empleo juvenil está relacionado especialmente con el crecimiento económico, hasta el punto de que cada punto porcentual de crecimiento del PIB español se traduce en dos puntos porcentuales de caída del paro juvenil. Según explica, ello se debe a que estos trabajadores españoles se emplean sobre todo en trabajos temporales, que son los primeros en destruirse durante las crisis, en su mayor parte, en pymes (75%), que presentan una mayor vulnerabilidad, y a que suelen trabajar en sectores muy sensibles a los ciclos económicos, como el de la construcción.

En este sentido, el FMI considera necesario estimular la demanda para generar crecimiento, y especifica que el empleo juvenil es aún más sensible a la demanda interna que al impulso de las exportaciones, nuevamente, porque se encuentra concentrado en sectores con vocación más doméstica. Finalmente, el organismo internacional apuesta por un sistema bancario sano, para que fluya el crédito a todo tipo de iniciativas empresariales.

Reformas en el mercado laboral

Ahora bien, el informe señala que "el crecimiento por sí sólo no puede solucionar el problema del desempleo juvenil", por lo que plantea reformas en el mercado laboral que pueden contribuir a ello.

Estas podrían incluir, según el FMI, una reducción de los costes laborales unitarios, mediante una reducción las cotizaciones sociales, una "reconsideración" del salario mínimo, la "reforma" de las prestaciones por desempleo para incentivar la vuelta de los parados al mundo laboral o la reducción de la dualidad entre trabajadores indefinidos y temporales.

Más en detalle, Banerji, que ha insistido en que todas estas consideraciones no se pueden tomar como recomendaciones del FMI, ha señalado que se trataría de "ajustar" el SMI de acuerdo con el bienestar que quiera preservarse para los trabajadores, y ha preferido no opinar sobre si también podrían subirse los salarios, en línea con las propuestas de los sindicatos en el marco de la negociación colectiva.

Sin embargo, el informe en cuestión explica que "si los costes laborales se ajustan significativamente a la baja --como ha ocurrido en España-- y se mantiene sin cambios el SMI -como también ha sucedido- esto puede hacer relativamente caro contratar a trabajadores jóvenes que son pagados con estos salarios". "La carga del ajuste entonces recae de forma desproporcionada en la juventud", remacha.

Como alternativa, el FMI expone que "en los países donde las políticas sobre el SMI reflejan un fuerte consenso entre los actores sociales, podría haber otras vías de reforma, como la reducción de las cuotas sociales o la mejora de la formación".

Sobre la reducción de la dualidad, el FMI recomienda "reducir la protección en los contratos indefinidos existentes y en los nuevos". Por último, el FMI también considera que reducir el paro juvenil pasa por incrementar el gasto en políticas activas de empleo y por poner más énfasis en la formación vocacional.