Hoy

Récord de viajeros en el AVE, cuyas ventas suben un 6%

Pasajeros de un tren de cercanias en la estacion de Abando, Bilbao.
Pasajeros de un tren de cercanias en la estacion de Abando, Bilbao. / Jordi Alemany / El Correo
  • Renfe, sin embargo, no logra cuadrar sus cuentas en la unidad de viajeros pese a que 29 millones usaron los trenes de alta velocidad en 2014

Renfe terminó 2014 acusando la cara y cruz de su ambiciosa, y a la vez agresiva, política comercial para ganar la partida al avión. Así, logró un récord de viajeros de más de 29 millones en AVE y Larga Distancia –según estima el sector a la luz de la evolución previsible de los datos registrados por el Ministerio de Fomento–, pero su unidad de viajeros –la compañía se dividió a finales de 2013 en cuatro sociedades filiales dentro del proceso liberalizador del sector– continúa siendo deficitaria en las cuentas.

A falta de computar el mes de diciembre –donde suele subir la demanda por las Navidades–, Renfe Viajeros duplicaba con creces las pérdidas del mismo período de 2013. En concreto, sus números rojos ascendían a 113,2 millones de euros, un 133% más que hace un año. Y_eso contando con que su facturación también se había incrementado: un 5,1% hasta los 2.409 millones.

El problema es que los costes se dispararon un 8,5%, en gran medida por la fuerte subida del 22% en las tasas que abona al administrador público de la red ferroviarias (ADIF) por utilizar sus vías y estaciones, así como servicios de venta de billetes. En total, fueron 605,4 millones, a los que hubo que sumar un aumento del 12% en los gastos financieros.

El producto más rentable

Con todo, el AVE -y, en menor medida, los trenes de larga distancia– sigue siendo el producto más rentable de Renfe, que hasta noviembre perdía 172,3 millones en su conjunto, aunque el sistema de ofertas y descuentos que la compañía viene aplicando desde principios de 2013 se ha notado mucho más en la demanda que en los resultados finales (se ingresa más en volumen, pero menos en términos relativos frente a los costes habituales de operar un tren). La alta velocidad elevó un 6% sus ingresos (hasta los 1.127 millones) y aportó casi la mitad de los totales (el 46%). En dos años ha ganado siete millones de pasajeros.

Hasta octubre (últimas cifras publicadas oficialmente) transportaba 24,4 millones de viajeros (un 14,6% más), a una media mensual de 2,4 millones (ese mes fueron 2,6, casi un 16% más que hace un año). Y la batalla con el avión (2,5 millones en vuelos nacionales en el mismo período) se inclinaba a su favor, pues en el acumulado desde principios de año la demanda del AVE_crecía un 14,7% frente a apenas el 2% en que lo hacía su competidor.

En cualquier caso, 2015 se presenta con buenas perspectivas comerciales para la operadora ferroviaria pública dado que se prevé que a lo largo del año queden abiertos 1.000 nuevos kilómetros de trazado de alta velocidad. Entre ellos figuran la ampliación de los corredores castellano-leonés, andaluz y levantino (donde, en teoría, contará ya el próximo invierno con un competidor privado), así como la llegada por vez primera del AVE a Galicia (Vigo y Pontevedra) y a Extremadura (Plasencia).

Temas