Hoy

Francia e Italia introducirán más ajustes en sus presupuestos para evitar que Bruselas los tumbe

François Hollande y Matteo Renzi.
François Hollande y Matteo Renzi. / Olivier Hoslet (Efe)
  • París prevé recortes extra de hasta 3.700 millones y los de Roma ascienden a 4.500 millones

Francia e Italia han anunciado que cambiarán sus respectivos presupuestos de 2015 para introducir recortes adicionales con el fin de evitar que la Comisión Europea los rechace por incumplir las reglas de la UE. En concreto, París adoptará ajustes extra por valor de hasta 3.700 millones de euros, mientras que las medidas de Roma ascienden a 4.500 millones.

El ministro de Finanzas francés, Michel Sapin, y el italiano, Pier Carlo Padoan, han respondido por separado a las cartas de advertencia que les envió la semana pasada el vicepresidente de Asuntos Económicos del Ejecutivo comunitario, Jyrki Kataianen. En ellas, Katainen avisaba a los dos países de que sus respectivos proyectos de presupuestos para el año que viene incumplían los objetivos de reducción del déficit comprometidos con la UE y daba así el primer paso para tumbarlos.

La Comisión tiene de plazo hasta el miércoles 29 de octubre para decidir si rechaza o no los presupuestos de Francia e Italia. También ha enviado avisos a Eslovenia, Austria y Malta.

Francia

En el caso de Francia, los ajustes adicionales se explican por el ahorro obtenido gracias a la bajada de los intereses de la deuda pública y por la reducción de su aportación al presupuesto de la UE gracias a la revisión de las cifras del PIB. Además, París introducirá "nuevas medidas para acelerar y reforzar la lucha contra el fraude y la optimización fiscal", según explica Sapin en su misiva de respuesta a Katainen.

En total, el ajuste extra francés se situará entre 3.600 y 3.700 millones de euros, que equivalen a un esfuerzo estructural superior al 0,5% del PIB en 2015. "Nuestra actuación se sitúa así en línea con nuestras reglas comunes y la flexibilidad que contienen. También se adapta a la situación macroeconómica de la zona euro", señala el ministro de Finanzas galo.

Italia

Por lo que se refiere a Italia, las medidas adicionales incluyen 3.300 millones de euros del fondo que se iba a dedicar a reducir la carga fiscal, 500 millones del fondo para cofinanciar las ayudas regionales de la UE y 730 millones de prorrogar el régimen de inversión del sujeto pasivo del IVA para el sector minorista. En total, 4.500 millones de euros equivalentes a un ajuste estructural del 0,3% del PIB (a medio camino del 0,1% propuesto inicialmente y el 0,5% pactado con Bruselas).

"Las medidas presupuestarias adicionales que presento en mi carta permitirán a Italia mejorar su ajuste hacia el objetivo a medio plazo (de equilibrio presupuestario), acercarse al esfuerzo estructural exigido y acercarse al cumplimiento de la regla de la deuda", señala Padoan en su carta a Katainen.