Los protagonistas del Rock'n'Blues

El grupo dombenitense Mister Benny se estrena en el festival. :: Cedida/
El grupo dombenitense Mister Benny se estrena en el festival. :: Cedida

Los Secretos encabezan el cartel de la 9ª edición del festival en el año de su 40 aniversario, junto a Ilegales, Seguridad Social o la banda local Mister Benny

ESTRELLA DOMEQUE DÍAZ

Don Benito. «En Extremadura tenéis todo lo que hace falta: sitios preciosos, ciudades estupendas y, sobre todo, la gente. Volver y que la gente siga queriendo escuchar tus canciones, las nuevas y las viejas, nos da la vida». Es Álvaro Urquijo, la voz de Los Secretos, un grupo siempre bien recibido en la región. Aquí comenzaron 2018 con conciertos en Almendralejo y Badajoz, en enero, y hace apenas un mes conquistaron el Teatro Maltravieso Capitol de Cáceres. Ahora regresan para el Rock'n'Blues Festival, el próximo 26 de mayo en Don Benito.

Más información

Una cita que para Urquijo representa que la gente no puede vivir sin música. «Estoy muy contento porque con todo el perjuicio que podemos sentir los profesionales con el 'libertinaje' de Internet donde todo el mundo escucha música, pero nadie la compra», lamenta, «por otro lado, tenemos el caso de Don Benito, donde hace 30 años era impensable que existiera un festival como este, por eso, este cambio de mentalidad a los músicos nos parece maravilloso, que se llenen festivales es una señal de que la música sigue teniendo mucha importancia».

De la Movida madrileña, de la que según el propio Urquijo nunca fueron ejemplo, a Internet y las nuevas formas de consumir música. Cuarenta años de carrera que celebran con 'Una vida a tu lado', la gira homenaje al público que les ha acompañado en estas cuatro décadas. «Muchas veces me preguntan cuál es el secreto de Los Secretos, y siempre digo lo mismo: somos gente muy afortunada, porque se nos ha permitido vivir de nuestra profesión y sabemos que el público es el secreto de cualquier banda», dice.

«Es muy fácil llenar un estadio con unos chicos que han estado tres meses en la televisión pública»

Pero sobrevivir todo este tiempo no ha sido tarea fácil. Excluidos de la Movida madrileña por no seguir la línea, en 1983 les llegó uno de los primeros reveses después de que la discográfica dejase de contar con ellos: «Nos dijeron ahí está la puerta, vuestra forma de tocar es muy bonita, pero estáis equivocados».

Un viaje a Los Alpes

Fueron años difíciles, en lo profesional y lo personal, hasta 1985 en medio de un viaje a Los Alpes suizos. «Casi no teníamos ni grupo, ni discográfica, ni proyectos, ni trabajo, ni dinero, ni nada, cuando un amigo nos invitó a una casa en Los Alpes», recuerda Álvaro Urquijo entre risas, que reconoce que nunca había esquiado, «pero allí nos fuimos mi hermano Enrique y yo, con la casualidad de que tuvimos que parar a comprar tabaco en un pueblo de Zaragoza y el único sitio para comprarlo era en la discoteca».

La sorpresa fue que al entrar, a todo volumen, se bailaba al ritmo de Los Secretos: «Estuvimos allí dos horas, fue como si hubieran entrado los Rolling Stones en una discoteca de Madrid sin avisar».

Fue su punto de inflexión para darse cuenta de que había una vida paralela a la movida que triunfaba en la capital de España. «Al final, en ese viaje, lejos de hacer deporte, volvimos con las ideas muy claras de seguir trabajando en nuestra línea, grabamos un disco al año siguiente que nos abrió una puerta, luego otra y otra, así hasta ahora», recuerda, antes de añadir que ya en el 86, «volvimos a sacar la cabeza para mirar a los ojos de la gente y decirles: Hemos hecho lo que nos ha dado la gana y aquí seguimos».

Y cuarenta años después, aquí siguen, aunque no son los mismos. «Tenemos la misma chispa y las mismas ganas de tocar, lo que pasa es que hemos mejorado», comenta Urquijo, que se pone como ejemplo: «Yo empecé siendo un guitarrista que cantaba y hora me considero un cantante que toca la guitarra».

Durante la conversación, Álvaro Urquijo salta con facilidad de un tema a otro. Así, avanza que el grupo trabaja en un nuevo disco, con las mismas dudas de siempre: «Si la gente compara con nuestras canciones más famosas, dónde se quedan éstas, pero eso le pasa a todo el mundo». Y, de pronto, analiza la música de consumo dirigida a un público adolescente: «Los parámetros encajan perfectamente en esa gente que tiene una pasión por los cantantes que atraviesa la línea de la música para llegar a lo personal».

Tampoco se corta a la hora de hablar del renacer de Operación Triunfo. «Con todos mis respetos por ellos y por la gente que les gustan, creo que es un poco competencia desleal, es muy fácil llenar un estadio de fútbol con unos chicos que han estado tres meses en la televisión pública, que apenas acaban de aprender a coger un micrófono con una mano y pasárselo a la otra, pero tienen más minutos de televisión que yo en toda mi carrera».

Pero, al final, la conversación vuelve a su música con la que acompañados por Seguridad Social, Ilegales, Deltonos, Fever Band y Mister Benny quieren conquistar la plaza de toros de Don Benito. Será un concierto en formato básico, uno de los favoritos del grupo. «Es el más cañero, muy rock and roll, sin grandes pausas ni monólogos», explica. Serán 20 canciones seleccionadas entre lo mejor de 40 temas, que a su vez son lo mejor de 270 canciones con las que Los Secretos han pasado de generación en generación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos