Paloma Quintero recibe mañana el Escudo de Oro de Don Benito

Paloma Quintero en la última edición de la Sansilvestre. :: e. d./
Paloma Quintero en la última edición de la Sansilvestre. :: e. d.

ESTRELLA DOMEQUE

Rodeada de familiares, amigos y compañeros del deporte. Así recibirá mañana sábado el Escudo de Oro de la Ciudad de Don Benito la árbitra, atleta y policía local, Paloma Quintero Siles. El anuncio de este reconocimiento lo hacía oficial hace unos días el alcalde, José Luis Quintana, «por sus méritos deportivos y humanos, así como por su implicación en diferentes eventos». La entrega se hará efectiva durante el desarrollo de la II edición de los Premios Alabán se celebran mañana en el Teatro Imperial, a partir de las 21.00 horas.

«No me lo esperaba, pero lo recibo con mucha alegría y además como una gratificante sorpresa, es un reconocimiento a toda una vida deportiva», confesaba Quintero Siles tras conocer la noticia, «además, la entrega va a ser en el sitio ideal y en el momento casi perfecto, rodeada de un montón de deportistas y coincidiendo con que en esta edición presido los Premios Alabán».

Paloma Quintero Siles, natural de Don Benito, se inició en el mundo del arbitraje en 1993 y pasó rápidamente por las categorías más bajas de la región. Ya en el año 1997 obtuvo el ascenso a la 3ª división extremeña, siendo un referente del arbitraje en Extremadura. En el año 2002 obtuvo la internacionalidad, lo que le permitió arbitrar partidos internaciones de clasificación Copa del Mundo 2011 y clasificación Copa del Mundo 2015.

Con 17 temporadas en Tercera División a sus espaldas, la colegiada extremeña es un referente absoluto en la región, habiendo dirigido multitud de encuentros lejos de nuestras fronteras y con el valor añadido de abrir un camino pocas veces explorado por el género femenino.

Y el año 2014 dejó el arbitraje al acabar la temporada después de más de 20 años en activo.

Si bien, desde el año 2015, gracias a su gran conocimiento y dominio de la profesión, el Comité Extremeño de Árbitros le otorgó la dirección del programa Talentos y Mentores, puesto en marcha por UEFA para realizar un seguimiento y potenciar la formación a las jóvenes promesas del arbitraje en toda Europa. De esta manera, cada colegiado inscrito en el programa es emparejado con un formador, normalmente un exárbitro, que supervisa su evolución y le ayuda a mejorar en todas las facetas físicas y técnicas.

Casi dos décadas después su trayectoria puede servir de ejemplo. «Sobre todo en el mundo del arbitraje y en general en el mundo del fútbol, porque ha sido un ambiente predominantemente de hombres en el que cuesta muchísimo y tienes que ir demostrando paso a paso que estás prácticamente al nivel de los chicos, cada día parece que estamos más metidas en ese mundo, pero ha costado y hace 25 años sí que costaba».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos