«Necesitamos más voluntarios, el abandono animal es un problema de toda la sociedad»

Rubén Llorente, operarios de la perrera y dos de los animales. :: e. d./
Rubén Llorente, operarios de la perrera y dos de los animales. :: e. d.

La perrera municipal recibe en verano una media de un can abandonado cada día

ESTRELLA DOMEQUE

Cada verano la historia se repite y parece que el mensaje de 'Él nunca lo haría' no termina de convencer a algunos para no abandonar a sus animales. Y es que, actualmente, cada día, la perrera de Don Benito recibe al menos un perro y es casi imposible establecer una media para los gatos. Animales que en algunos casos tenían un hogar y otros que sólo han conocido la calle o el fondo de un contenedor, pero que ahora viven en la perrera o casas de acogida.

«Son perros que carecen de identificación, algo que está obligado por ley, junto a la vacuna de la rabia, pero hay muchos propietarios irresponsables que no lo hacen, esto da lugar al abandono y que luego no se pueda localizar a su propietario, por lo que permanecen aquí acogidos», explica Rubén Llorente, técnico de medio ambiente en la Granja Educativa, donde se encuentra la perrera municipal que cuenta actualmente con veinte perros, aunque la mayoría está en casas de acogida.

También tienen muchos gatos, sobre todo cachorros, por la falta de costumbre de esterilizar a los animales, lo que da lugar a camadas indeseadas. «Nos dejan muchos animales en la puerta o incluso les tiran por la verja», afirma Llorente. Si bien, estas instalaciones no acogen animales de particulares. En esos casos lo que hacen es ponerles en contacto con protectoras que puedan buscar una salida al animal. «No se puede abandonar a los animales tan alegremente y dejarles aquí, todos tenemos que ayudar».

Necesidad de voluntarios

En ese sentido, Rubén Llorente destaca que cuentan con la colaboración de una decena de voluntarios, «pero sería importante que fuésemos más, porque el Ayuntamiento se encarga del mantenimiento de los animales, pero cualquier voluntario puede traer un collar antiparasitario, una chuchería o pasear a los animales, lo que queremos es incentivar la participación de la gente, porque el problema del abandono animal es de toda la sociedad».

Para aquellos que quieran ayudar adoptando un animal recuerdan que el primer paso es ponerse en contacto con ellos. El único requisito es la vacunación, el microchip y la desparasitación, que corre a cargo del adoptante. Mientras que, si alguien encuentra un animal abandonado lo primero que debe hacer es llamar a la Policía Local. Además de la falta de voluntarios, otro de los problemas es el acondicionamiento de las instalaciones tras el incendio sufrido hace unos meses, que hace que no tengan espacio para acoger de forma adecuada a los perros. Sobre la polémica surgida hace unos días tras el fallecimiento de un mastín, Llorente lamenta que «son casos que ocurren por desgracia de forma habitual, aunque en este caso haya tenido más repercusión por la polémica que se ha generado en redes sociales».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos