Miguel López Bermejo recibe el título de Hijo Predilecto de Don Benito

Momento de la entrega del diploma de Hijo Predilecto. :: e. d./
Momento de la entrega del diploma de Hijo Predilecto. :: e. d.

En 1983 dio vida a la actual Banda municipal de Música, de la que fue director más de 20 años

ESTRELLA DOMEQUE

En Mi bemol, como el 'onoben' con el que empezó a tocar con 10 años. Así empieza la sinfonía de vida de Miguel López Bermejo, que el pasado viernes alcanzó el Do de pecho, al recibir de manos del alcalde, José Luis Quintana, el título de Hijo predilecto de la Ciudad de Don Benito. Aunque su biografía está repleta de historias, logros y anécdotas, con personajes como Tony Leblanc, Celia Cruz o Lola Flores, recibir el reconocimiento de tu tierra siempre es especial.

Un abarrotado Teatro Imperial acompañó al que fuera director de la Banda municipal de Música dombenitense desde 1983, hasta su jubilación en 2005. Entre los asistentes, el cronista oficial, Diego Soto, el primero en tomar la palabra para hacer la semblanza como persona humana dedicada a la banda. Acto seguido, el periodista José Luis Capilla, que dirigió la gala, llamó a escena al primer edil para hacer entrega a Miguel López de la medalla con el escudo de Don Benito y el diploma de hijo predilecto.

Totalmente emocionado, Miguel López tomó la palabra, aunque no pudo leer el guion que llevaba preparado, por lo que tuvo que pasar del papel al corazón. En ese emotivo momento, en las butacas del teatro encontró una cómplice para echar la vista atrás, Cristina Valadés, concejal de Cultura e instructora del expediente para su nombramiento, pero sobre todo, alumna. Con ella, recordó los inicios de la banda y algunas de las cientos de anécdotas en actuaciones y viajes. Valadés confesó que, pese a la necesaria disciplina de sus clases, todos recuerdan el cariño y el aprendizaje que les ha llevado a lo que son hoy.

No era la única sorpresa de una noche irrepetible y emociones a flor de piel. Y es que, en el Teatro Imperial se habían dado cita familiares, antiguos alumnos, amigos y compañeros. Entre ellos, el subdirector de la banda de música del Rey con el que compartió también unos minutos sobre el escenario. Poco después, sonó una grabación de la Orquesta Brass a la que él pertenecía y subieron dos de sus miembros que llegaron desde Madrid para acompañarle en este importante día.

Pero sin duda, el broche de oro llegó cuando Alfonso Martín, actual director de la banda, le cedió la batuta para volver a tener en sus manos el ritmo de los alumnos que hoy forman la Banda municipal de música que él levantó de la nada un 29 de diciembre de 1983. Casi un año más tarde, se llevó a efecto la primera actuación en público; un 6 de diciembre de 1984. De ahí, fue in crescendo como sigue hoy, con otra fecha clave, la de su último concierto, el 20 de julio de 2005. Tres fechas a recordar y tres piezas musicales que cerraron otro día especial para Miguel López Bermejo.

Fotos

Vídeos