La Junta saca a concurso el proyecto del nuevo hospital de Don Benito-Villanueva

Isabel Gil Rosiña y José María Vergeles, es una rueda de prensa este martes 17 de octubre./BRÍGIDO
Isabel Gil Rosiña y José María Vergeles, es una rueda de prensa este martes 17 de octubre. / BRÍGIDO

El consejero de Sanidad afirma que se trata de un paso importante para intentar iniciar las obras antes de que termine la legislatura

JUAN SORIANO

El nuevo hospital de Don Benito-Villanueva de la Serena recibe un impulso que puede resultar definitivo tras diez años de gestiones. El Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura aprobó en su reunión de ayer sacar a concurso la actualización del proyecto del centro sanitario. El contrato tiene un plazo de ejecución de seis meses y un presupuesto de 1.150.000 euros. También incluye el estudio de seguridad y salud, la dirección de obras y la dirección de ejecución de las instalaciones, telecomunicaciones, helipuerto y urbanización.

El consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles, recalcó que se trata de un paso necesario para poder iniciar las obras. Aunque no precisó plazos, apuntó que los trabajos empezarán «cuanto antes» y mostró el deseo de que puedan ser una realidad antes de que termine la legislatura.

Más información

Vergeles recordó que los pasos para contar con un nuevo hospital para el área de Don Benito-Villanueva de la Serena se iniciaron en el año 2006. En 2009 se aprobó el proyecto de interés regional (PIR) que regulaba la ocupación del solar elegido para su construcción y se sacó a concurso la redacción del proyecto, tras lo que se iniciaron las expropiaciones necesarias. Sin embargo, en 2011 el gobierno del popular José Antonio Monago planteó una nueva ubicación y paralizó los trámites.

El Consejo de Gobierno también aprobó el plan de flexibilización de jornada de Administración General

El ejecutivo del socialista Fernández Vara recuperó su idea original tras ganar las elecciones autonómicas de 2015. Según defendió Vergeles, el lugar elegido tiene mejores comunicaciones «para toda el área de salud», que abarca a 142.500 habitantes del noreste de la provincia de Badajoz. Además, subrayó que solo hay que actualizar el proyecto elaborado hace dos legislaturas. Sin embargo, aseguró que el gobierno anterior ni siquiera contaba con un proyecto aprobado.

Vergeles añadió que de forma paralela se trabaja en la reactivación del PIR con el objetivo de poder iniciar lo antes posible las obras, valoradas en 120 millones de euros. Pero no dio fechas, ya que dependerá de que se completen los trámites en marcha y de las disponibilidades presupuestarias de los próximos años.

Según explicó el consejero, el plan funcional contempla 64.800 metros cuadrados de superficie construida (casi tres veces más que el actual), 303 camas en diez plantas de hospitalización, diez bloques quirúrgicos, 85 salas de consulta, trece salas polivalentes, dependencias para cirugía mayor ambulatoria, área de obstetricia con tres salas de paritorio y seis de dilatación, y dos servicios que no existen en el hospital en funcionamiento: una residencia para familiares de ingresados y una unidad de psiquiatría para hospitalización breve.

Junto a esto, el Consejo de Gobierno autorizó la contratación del servicio de teleasistencia domiciliaria, por un importe de 965.000 euros, para un período de dos años.

Flexibilización de jornada

Asimismo, aprobó el acuerdo de la Mesa Sectorial de Administración General y de la Comisión Negociadora para el Personal Laboral sobre medidas de flexibilización y racionalización de la jornada de trabajo de los empleados públicos.

La portavoz de la Junta, Isabel Gil Rosiña, señaló que se trata de una formalidad para aprobar de forma definitiva el acuerdo alcanzado con los sindicatos a comienzos de septiembre. Las medidas sólo serán de aplicación en el ámbito de la Administración General, ya que aún no se ha cerrado un pacto similar para las áreas de sanidad y educación.

Fotos

Vídeos