Emilio Camacho: «Estas lluvias son muy buenas ante la amenaza de posibles restricciones en el regadío»

Emilio Camacho (izq.) es el nuevo presidente de la Mesa del Arroz. e. d./
Emilio Camacho (izq.) es el nuevo presidente de la Mesa del Arroz. e. d.

La Mesa del Arroz analizará la próxima semana los problemas del sector en una cita internacional

ESTRELLA DOMEQUE

El dombenitense Emilio Camacho estrena el cargo de presidente de la Mesa del Arroz con una de las noticias más esperadas, como era la llegada de lluvias generalizadas a la región. Unas precipitaciones que mejorarán la situación de las reservas de agua, algo que repercutirá de forma positiva en el sector.

«Estas lluvias son muy buenas, todos sabemos que estamos padeciendo un ciclo muy seco, los recursos hidráulicos están bajando y tenemos la amenaza de que si no recuperamos tendremos restricciones dentro de poco en los cultivos de regadío que son los que mantienen la economía de nuestra comarca», explica Camacho, también presidente de la Asociación de Agricultores y Ganaderos de Don Benito.

Está previsto que hoy se den a conocer los primeros datos por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, «pero la valoración es positiva, esperamos que las reservas de agua crezcan y que, por lo menos, nos garanticen otro año más aunque tiene que llover todavía mucho más, necesitamos una primavera lluviosa, aunque eso conlleve retrasos en los cultivos». Estas lluvias suponen también un alivio para el sector arrocero, pues aunque se había garantizado una campaña normal, se mantiene la incertidumbre. «El arroz consume mucha agua, la que necesita, pero no por ello se puede dejar de hacer arroz, porque es uno de los principales cultivos, es un alimento básico y que fija población en muchos municipios», advierte Camacho.

Precisamente, el uso del agua será una de las claves del I Congreso Internacional del Arroz, que acoge Feval los días 13 y 14 de marzo, organizado por la Mesa del Arroz. «Tendrá una relevancia especial, pero las preocupaciones del sector son muchas, porque estamos pasando por un momento muy duro y crítico», explica Emilio Camacho, «el cultivo del arroz está en una fase muy delicada, por dos factores: el económico, por el daño de las importaciones masivas, sin control y sin aranceles, y el agronómico, por el control de las malas hierbas».

Para debatir sobre ello, a la cita acudirán representantes de todas las partes implicadas de los principales países productores de arroz en la Unión Europea, como Italia, Portugal o Grecia. «Es un congreso sin precedentes en el que de lo que se trata, además de debatir, es de sacar una serie de conclusiones que esperamos que puedan ser determinantes a la hora de exigir a la Unión Europea que apliquen medidas que garanticen la viabilidad y el futuro del arroz».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos