Hoy

Agrimusa empezará la plantación de frutales en La Sierrecilla en 2017

  • En total, serán 400.000 euros que se inyectarán en la empresa municipal a través de una ampliación de capital

La empresa municipal Agrimusa, contará en los próximos años con una plantación de frutales en la finca municipal la Sierrecilla. Una puesta en producción que se realizará con los ingresos derivados de la venta de una parcela en el polígono ASI-4 a la multinacional americana Greif, dedicada a la fabricación de envases. Así lo daba a conocer ayer el alcalde de la localidad, José Luis Quintana, junto con el concejal de Agricultura, Juan Antonio Merino.

En total, serán 400.000 euros que se inyectarán en la empresa municipal a través de una ampliación de capital. La finca en cuestión se encuentra lindando con la autovía A-5, cerca de la pedanía de Conquista del Guadiana, cuenta con 87 hectáreas, y aunque la mayor parte se destinará a la plantación, se reservará un espacio por si en un futuro se diera la instalación de alguna empresa interesada en instalarse en Don Benito.

Está ampliación de capital es el primer paso marcado en el calendario, que hará que Agrimusa proceda a continuación a la contratación de las plantas. Tal y como ha destacado Merino, se plantarán ciruelos en sus distintas variedades comenzando esta plantación en otoño de 2017 y se realizará en tres fases.

De este modo, hasta el 30 de septiembre del próximo año, no se podrá comenzar a actuar en la finca debido a que según destaca el concejal ésta se encuentra arrendada hasta esa campaña a algunos agricultores de Santa Amalia.

El primer edil ha destacado que el objetivo de esta iniciativa es generar puestos de trabajo y estima que una vez que la plantación esté en plena producción podría generar entre 5.500 y 6.000 jornales al año. Quintana señalaba además que se ha optado por los frutales ya que absorbe un buen número de tareas y mano de obra, con la plantación, pero también poda, entresaque, cogida y producción de frutas.

Nuevas parcelas en venta

El alcalde dombenitense ha insistido en que esta inversión deriva directamente de lo ingresado de la venta de la citada parcela a Greif. «Con esta venta hemos conseguido todos los objetivos que nos marcamos y cuando esté funcionando serán 25 puestos de trabajo», indica.

Según afirman desde el equipo de gobierno se trata del cumplimiento de una medida del programa electoral, en el que se recogía además la bajada de precio en las parcelas de Don Benito «para facilitar el establecimiento de empresas en la localidad, con el único requisito de presentar el proyecto de ejecución de obras en un plazo máximo de 6 meses».

Esto habría generado interés por parte de numerosos empresarios y Quintana ya anunciaba ayer que a comienzos de 2017 se sacará a licitación un nuevo paquete con miles de metros cuadrados de parcelas para la instalación de nuevas empresas.