Hoy

El Consistorio pedirá la cesión de tramos de la EX-345 y EX-106

Tramo de la Ex-345 que parte de la rotonda de Las Cruces. :: e.d.
Tramo de la Ex-345 que parte de la rotonda de Las Cruces. :: e.d.
  • La intención es construir una rotonda de acceso a los sectores 29 y 15, y un bulevar al cementerio

El Ayuntamiento de Don Benito solicitará el próximo año la cesión de dos nuevos tramos de carreteras que pertenecen en la actualidad a la Junta de Extremadura. Se trata de la EX-345 y la EX-106. La primera de ellas se trata de la carretera de Las Cruces, en su tramo urbano. Es decir, desde la rotonda de salida a Las Cruces hasta el pozo sordo, alrededor de 500 metros de calzada. Según ha señalado el primer edil, José Luis Quintana, en ese tramo se pretende construir tras la cesión una rotonda para facilitar la entrada a las viviendas que se encuentran en el sector 29 y sector 15.

Mientras que en la EX-106, la carretera del cementerio, serían algo más de 3 kilómetros desde la salida de la autovía, en el punto kilométrico 19,380 hasta la carretera de Miajadas, en concreto, hasta la glorieta intersección de la EX-106 y la EX-206.

En este caso, la intención del Consistorio sería la construcción de un bulevar hasta el cementerio para los peatones en ese tramo, que pasaría a ser urbano una vez que sea cedido al Ayuntamiento.

El alcalde dombenitense ha explicado que es una petición que ya ha trasladado al Consejero de Economía e Infraestructuras, José Luis Navarro, en su visita a la localidad la semana pasada. «Sin embargo, dado que los presupuestos de la Junta ya están cerrados para este año, el proceso debe iniciarse en 2017, para negociar el convenio e iniciar la tramitación», ha apuntado Quintana. Un proceso que espera que pueda ver la luz entre 2017 y 2018.

Esa cesión se uniría a la ya acordada para el tramo urbano de la EX-346, en las calles Manzanedo y Eduardo Dato y la avenida de Cánovas. Este tramo también será sometido a algunas mejoras por parte de la Junta, que podrían comenzar a finales de este año o al inicio del próximo.

Además, pasará a ser urbano otro tramo de unos 500 metros de la carretera del cementerio, cuyo firme será mejorado antes de cederlo al Consistorio. Unas obras que podrían iniciarse en las próximas dos semanas.