Laver Cup

Nadal y Federer lideran a Europa en la Ryder Cup del tenis

Alexander Zverev, Roger Federer, Rafael Nadal y Bjorn Borg con el trofeo. /AFP
Alexander Zverev, Roger Federer, Rafael Nadal y Bjorn Borg con el trofeo. / AFP

Se celebra este fin de semana en Praga y enfrenta al equipo europeo contra el resto del mundo; Nadal debutará en el último partido del viernes en la modalidad de dobles junto a Tomas Berdych

MANUEL SÁNCHEZ

El afán por expandir el tenis y mediatizarlo para atraer a más público ha llevado a buscar nuevos formatos de competición. La Laver Cup, nombrada así en honor al legendario Rod Laver (vencedor en once ‘Grand Slam’), no es un torneo oficial, ni un sustituto de la Copa Davis, ni siquiera reparte puntos para el circuito ATP, pero ha conseguido reunir a algunos de los mejores jugadores del mundo en medio de una temporada cargadísima.

Este torneo por equipos, enfrentará a Europa (dirigido por Bjorn Borg) contra un combinado del resto del mundo (capitaneado por John McEnroe). Sobre el papel una gran iniciativa, pero que se queda descafeinada al ver la, a priori, desigualdad entre ambos conjuntos. Europa contará con los números uno y dos del mundo, Rafa Nadal y Roger Federer, apoyados por Marin Cilic (Nº5), Dominic Thiem (Nº7), Alexander Zverev (Nº4), y Tomas Berdych (Nº19), mientras que McEnroe alineará a Nick Kyrgios (Nº20), Jack Sock (Nº21), John Isner (Nº17), Sam Querrey (Nº16), Denis Shapovalov (Nº51) y Frances Tiafoe (Nº72). El equipo del resto del mundo se vio mermado por las bajas de Milos Raonic y Juan Martín del Potro y competirá con grandes sacadores y jóvenes talentos ante la mayor experiencia y polivalencia de los hombres de Borg, por lo que Europa se postula como claro favorito a llevarse la primera edición de este título. El duelo en los banquillos también es interesante y cargado de historia, con Borg y McEnroe enfrentados, como en la mítica final (que llegará próximamente al cine) de Wimbledon 1980.

El formato

El O2 Arena de Praga (República Checa) albergará un torneo de tres días de duración con un formato novedoso y dirigido hacia el espectáculo. La competición se dividirá en tres jornadas, viernes, sábado y domingo. Cada día se jugarán tres partidos individuales y uno de dobles. El primer día, cada partido valdrá un punto, el segundo día, dos puntos, y el tercero, tres puntos, lo que sumará un total de 24 puntos a repartir. Si se diese un empate a 12 al final del domingo, se disputaría un set de dobles con “tie break” final. Los partidos del resto del torneo se disputarán al mejor de tres sets, con ‘super tie break’ (a diez puntos) en el tercer parcial.

Cada jugador del equipo tendrá que jugar como mínimo un partido individual a lo largo del torneo, no pudiendo disputar más de dos en esta modalidad. Además, al menos cuatro jugadores de cada equipo tendrán que jugar un encuentro de dobles. En esta disciplina, no se podrán repetir parejas (excepto en el partido de desempate), pero un jugador sí podrá participar en dos encuentros de dobles.

La mayor atracción es la posibilidad de ver juntos como pareja de dobles a Federer y Nadal, algo inédito en la historia. Esta elección recae en Borg, que puede decidir alinearlos en la jornada del sábado o el domingo, ya que los enfrentamientos del viernes ya están decididos. Cilic abrirá el torneo contra Tiafoe, le seguirá un Thiem-Isner, después un Zverev-Shapovalov y cerrarán la jornada Nadal y Berdych contra Kyrgios y Sock. El encuentro del balear se disputará sobre las 20:30 horas y podrá seguirse en directo por Teledeporte. «No es una exhibición. Estamos aquí para dar lo mejor de nosotros y ganar», explicó Nadal tras el sorteo de los emparejamientos.

La Laver Cup, que se disputará sobre una novedosa pista de color negro, llega como un torneo de exhibición con un gran apoyo mediático detrás (se retransmitirá en más de cien países) y con la iniciativa de rotar su sede cada año, por lo que ya se especula con que el año que viene se celebre en Nueva York.

Temas

Tenis

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos