MotoGP

Losail confirma las expectativas levantadas por el MotoGP de 2018

Dovizioso y Márquez, en el GP de Catar. /Reuters
Dovizioso y Márquez, en el GP de Catar. / Reuters

Dovizioso aventajó a Márquez en sólo 27 milésimas de segundo en una carrera con los seis primeros separados por cuatro segundos y con cuatro fábricas en el top nueve

BORJA GONZÁLEZDoha (Catar)

El Mundial de MotoGP 2018 arrancó con la clásica prueba inaugural nocturna en el Circuito de Losail, un trazado un tanto singular por su perfil y por las condiciones a las que se enfrentan pilotos y equipos, a lo que se añade la ‘ventaja’ de que todos llegasen con tres días previos de trabajo en la pretemporada apenas dos semanas antes de la disputa de la carrera. Aún así, y a la espera de que las próximas citas del calendario –Argentina, Estados Unidos y, sobre todo, el arranque del periplo europeo en España y Francia- den más pistas, Catar apuntó a ciertos aspectos que ya se habían intuido a lo largo del invierno.

Márquez vs. Dovizioso

Los dos hombres fuertes de 2017 hicieron un muy buen trabajo durante los tests preparatorios del nuevo curso. En concreto, Dovizioso fue el que más solidez demostró, también teniendo en cuenta que circuitos como Sepang y el propio Losail se adaptan muy bien tanto a él como a su Ducati. El italiano sacó a relucir este pasado domingo la versión analítica que le hace aparecer como el que mejor interpreta las situaciones de carrera, sobre todo en lo que respecta al factor clave ‘neumáticos’. Así que no hizo más que confirmar su favoritismo a la victoria en Catar, y eso salvando las consecuencias de una mala salida que le dejó de partida en el noveno puesto, lo que no evitó su excelente gestión de las 22 vueltas que duró la prueba. Por su parte, Márquez también ganó aún más enteros en unas quinielas que le sitúan como el primer candidato en clave título, lo que en su caso supondría revalidar el logrado el año pasado.

Más información

Igualdad entre fábricas

«Lo que me ha gustado es que podía mantener el rebufo de la Ducati y eso el año pasado no podía hacerlo». Y es que esta vez la Honda no se vio superada en potencia pura por la Ducati, un hecho que sacó una sonrisa de satisfacción en Márquez. «Lo malo en esta victoria, entre comillas, es haberle tenido tan cerca», reconoció por su parte Dovizioso, consciente de que su rival le ha recortado parte de la ventaja que sabía que tendría en Losail. Es más, el primer líder del Mundial 2018 no tuvo problemas en reconocer que sus victorias en los mano a mano contra su rival –el del domingo y los del año pasado en Austria y Japón- los había conseguido en trazados no muy del gusto del de Honda. La marca japonesa ha hecho un gran trabajo en invierno, y esto se vio también en el cuarto puesto de Crutchlow y en que Pedrosa aguantase en el grupo delantero –finalizó séptimo-.

Aunque tampoco fueron malas las noticias para Yamaha o Suzuki. Valentino Rossi volvió a sobresalir y, pese a las muchas dudas invernales y también durante el Gran Premio de Catar, subió al podio con los dos de delante a menos de ocho décimas de segundo. «En mi opinión esta moto de 2018 es mejor y se pilotará mejor en todas las pistas. Estoy contento porque estando detrás de la Honda y la Ducati he visto cosas que ya sabía y que había indicado a Yamaha, así que si trabajamos bien podemos dar pasos hacia delante».

También fueron buenas las sensaciones de Maverick Viñales, sexto con una potente remontada tras un mal arranque de carrera. «A lo mejor hacía medio año que no me sentía así con la Yamaha», explicó el ganador de las dos primeras pruebas de 2017. Suzuki vio cómo Alex Rins fue capaz de mantenerse en el pelotón delantero hasta que un error en su pelea con Danilo Petrucci le llevó al suelo.

La clase media

Johann Zarco dio una lección magistral el sábado en el entrenamiento oficial. No sólo por lograr la ‘pole’ y por destrozar el récord de Jorge Lorenzo que databa de 2008, sino por hacerlo tirando solo y sin acomplejarse por saber que a su rueda venían todos los favoritos. Una demostración de personalidad. En carrera mantuvo el liderato durante 17 vueltas, aunque al final se desfondó por problemas de neumáticos. A este buen rendimiento se sumaron los de los anteriormente citados Crutchlow, Petrucci y Rins, lo que confirma que en este curso hay más gallos en el gallinero.

¿Y Lorenzo?

Si nos atenemos al resultado, una caída cuando rodaba décimo, diríamos que el mallorquín está lejos de los actuales favoritos. Aunque él mismo quiso abrir la ventana a la esperanza de verle triunfando a lomos de la Ducati. «Tal y como iba y cómo iba recuperando, incluso la victoria no era imposible, estoy seguro de que hubiera llegado en pocas vueltas al grupo porque estaba yendo más rápido y cada vez me encontraba más cómodo con el depósito vacío y entendiendo más la moto». Un análisis post carrera que habrá que ver si se concreta en los siguientes grandes premios, porque esto añadiría un factor más a un campeonato que ha comenzado dejando unas sensaciones inmejorables en lo que respecta a la igualdad y a la espectacularidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos