Hoy

MOTOCICLISMO

Barragán cabalga de nuevo

Santi Barragán, en los entrenamientos en Valencia. :: ext. junior team
Santi Barragán, en los entrenamientos en Valencia. :: ext. junior team
  • Tras su durísima caída del curso pasado, el piloto almendralejense se sube a la Kawasaki este fin de semana en Valencia en el estreno del CEV

Las heridas de guerra son constantes en los pilotos de las dos ruedas. Los huesos se llevan la peor parte de unos cuerpos frágiles de aspecto y duros como el acero. Estirpe de deportistas de metal que siempre vuelven a la carga. Retornan los considerados 'top', aquellos que salen en televisión o publicitan conocidas cremas de cacahuete y engordan sus cuentas corrientes para paliar el riesgo. No sólo ellos. También los que no pueden tomarlo como una profesión ya que incluso les cuesta dinero. Santi Barragán está en ese segundo grupo. Se destrozó la pierna la pasada temporada y tras cuatro meses en los que meditó seriamente la retirada, a sus 30 años regresa este fin de semana para el estreno del CEV en Valencia.

El de Almendralejo se fracturó tibia y peroné en Albacete en julio cuando disfrutaba de un retorno competitivo que no pudo saborear en experiencias anteriores en el Mundial de Superbikes con el Grillini. Aquella caída hizo mucho daño en lo físico y en lo anímico. «La verdad es que he tenido muy mala suerte estos años. He pasado la peor época de mi vida. En el Mundial lo pasé muy mal porque me estaba jugando la vida y tras caerme en Albacete estuve varios meses, al menos cuatro, pensando en dejarlo. No me merecía la pena seguir porque no me gano la vida con esto como para jugármela. Con el tiempo me fui recuperando y al subirme otra vez a la moto me di cuenta de que volvía a ser rápido y quise continuar», comenta Barragán, para quien esta temporada no será una última oportunidad de reengancharse a este mundillo con olor a carburante. «No me lo tomo como mi último asalto. Primero veremos cómo estoy en el campeonato y después las opciones que hay para el siguiente. Si no me convencen, me lo pensaré otra vez».

Barragán ya está en el circuito Ricardo Tormo de Cheste para la primera cita del RFME Campeonato de España de Velocidad 2017, con valor doble porque serán dos carreras, una mañana sábado y otra el domingo. Un campeonato nacional que pierde la consideración de Campeonato de Europa pero que prácticamente será igual que el del 2016 ya que la categoría de Superbikes fue suprimida, lo que ha conducido a una concentración de talento en Superstock 1000, la categoría del del Extremadura Junior Team. Eso significa que tendrá a sus clásicos rivales. Carmelo Morales, incombustible a sus 37 años, o Iván Silva, por ejemplo.

Se ha enrolado en un nuevo equipo, el Team Tack Kawasaki -marca de grato recuerdo-, y montará Pirelli en sus neumáticos, otra garantía. Barragán se muestra muy satisfecho con su nueva escuadra y afirma estar encantado con la moto. «La moto es buena y hemos hecho un buen trabajo en los test. Todo lo veo positivo por ahora y estamos muy contentos». Tras el mal trago del Grillini Team, Santi le da mucho valor al ambiente y aspecto anímico. No todo es técnico o mecánico. «El estado anímico es fundamental en nuestro deporte y todo este ambiente es acertado en el Team Tack, nos estamos conjuntando muy bien».

En el plano físico, asegura encontrarse bien, aunque continúan las molestias debido a la presión que ejerce el clavo sobre el tendón. «Estoy mejor de lo que esperaba. Me molesta más cuando estoy mucho tiempo subido en la moto y según la posición», menciona desde Valencia, donde ayer pudo ejercitarse en unos entrenamientos libres de los que extrajo buenas sensaciones. «Los tiempos hoy han sido peores respecto a los test en este circuito, pero cuando pongamos las gomas nuevas mañana mejorarán mucho. En cuanto a los objetivos de la temporada, cree que todavía es pronto porque apenas se han llevado a cabo entrenamientos, pero, como siempre, «esperemos luchar por estar en cabeza». Barragán ha vuelto.