Automovilismo

Días de karts y risas para cerrar 2017

Fernando Alonso, junto a Jenson Button. /AFP
Fernando Alonso, junto a Jenson Button. / AFP

Alonso formó equipo con De la Rosa, Burgueño, Vidales y su amigo Alberto en las 24 horas de karting de Dubái

DAVID SÁNCHEZ DE CASTRO

De Fernando Alonso se dice que es competitivo a lo que sea. Si está entrenando en la bici con un par de amigos, quiere llegar el primero. Si participa en una pachanga de fútbol, quiere marcar más que nadie. Y qué decir de cuando se pone un mono, un casco y se sube a un coche. Pero en este final de 2017, uno de los años más intensos de su carrera en lo bueno y, sobre todo, en lo malo, se ha relajado. Por eso, lo que empezó siendo un pique entre amigos, una conversación de colegas sin mayores, acabó siendo una ‘liada’ de irse a Dubái a competir en la última cita del campeonato de resistencia de karting de los Emiratos, en el kartódromo del rico país árabe.

Alonso enredó para las 24 horas de Dubái a buenos amigos suyos: Pedro de la Rosa (expiloto de Fórmula 1 y actual comentarista de televisión), Ángel Burgueño (piloto de resistencia y dueño de una de las instalaciones de karting mejor preparadas de España), David Vidales (joven talento del karting y dos veces subcampeón del mundo) y como había que completar el equipo, permitió que su amigo y confidente Alberto ‘el Galle’, les acompañase, aunque él no sea piloto profesional. Vestidos con ropa de la marca de Alonso, se plantaron en Dubái con el nombre de equipo ‘FA Racing’.

Como ha mostrado el bicampeón español de Fórmula 1 estos últimos días en las redes sociales, lo de menos era el resultado. Querían divertirse por encima de todo, y lo han conseguido. De la Rosa, con quien Alonso comparte una buena amistad desde que fueron compañeros en McLaren en 2007 (el catalán como probador y el asturiano como titular), demostró que no está, ni mucho menos, oxidado. De hecho, en algunas partes de la carrera fue realmente rápido. No obstante, el más competitivo del equipo fue David Vidales, que es quien más fresco lo tiene. El joven español, considerado una de las grandes promesas de futuro del automovilismo nacional, fue el encargado de hacer la salida, que se efectuó al estilo Le Mans: los pilotos se ponen a un lado de la pista, los karts al otro y cuando se da el pistoletazo de salida hay que salir corriendo para subirse lo más rápidamente posible e intentar ganar un poco de ventaja sobre los de atrás.

El equipo español partía segundo desde la parrilla, pero conforme avanzó la carrera fueron perdiendo comba. Hubo momentos en los que llegaron a rodar quintos, aunque al final fueon décimos en la clasificación general, y cuartos en la categoría de la Copa de Naciones. El resultado fue, con mucho, lo de menos.

A la espera de Toyota

Alonso fue el encargado no sólo de liar a sus amigos para correr allí, sino que además también ejerció de fotógrafo. Las redes sociales del asturiano sirvieron este fin de semana para desvelar el número de vueltas totales que dieron (1.128), los vaciles a De la Rosa o cómo usaron pancartas en tono jocoso para vacilarse entre sí. En definitiva, un fin de semana de amigos y karts, como cualquiera puede tener, pero a una escala mucho mayor, al tratarse de Alonso como el auspiciador del asunto.

Después de unos días de asueto, Alonso tendrá que ponerse al trabajo nada más empezar 2018. El español tiene compromisos antes de empezar la pretemporada de Fórmula 1, ya que disputará las 24 horas de Daytona. Para prepararse para la cita estadounidense, que esta vez sí será una carrera de verdad, tendrá que pasar por los obligatorios test en los primeros días de enero.

Será uno de los puntos culminantes de la temporada y, quizá, la única carrera de 24 horas que pueda disputar. Y es que Toyota sigue sin decir nada sobre Alonso y las 24 horas de Le Mans. La profunda reestructuración del Mundial de Resistencia, más allá del calendario, apunta a que la marca japonesa será claramente favorita para la cita en la Sarthe, pero su máximo responsable deportivo, Rob Leupen, ha dicho que quieren seguir con los seis pilotos que tenían en 2017. Si esto es así, a Alonso se le cierra la puerta… salvo que decidan alinear tres coches para Le Mans. En ese caso, Alonso tiene ‘la pole’.

Temas

Toyota, F1

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos