Gimnasia

El rostro más solidario de la rítmica

El rostro más solidario de la rítmica

Las gimnastas que dieron a España la medalla de plata en Río presentan un cortometraje documental que plasma el poder del deporte para franquear barreras

ÓSCAR BELLOTMadrid

El Cine Estudio del Círculo de Bellas Artes de Madrid acogió este martes la presentación de ‘Más que plata’, un cortometraje documental dirigido por Carlos Aguĺló y producido por la Real Federación Española de Gimnasia con el apoyo de Iberdrola que muestra la faceta más solidaria del equipo español de gimnasia rítmica que logró la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Río.

Fue el 21 de agosto de 2016 cuando Alejandra Quereda, Elena López, Artemi Gavezou, Sandra Aguilar y Lourdes Mohedano daban a España su decimoquinta medalla en los Juegos Olímpicos de Río. Lograban la plata, la cuarta presea de ese metal que cosechaba la delegación española, tras finalizar, con 35,766 puntos, segundas la competición de gimnasia rítmica, superadas únicamente por las rusas, que se repusieron con el ejercicio mixto del fiasco inicial con las cintas que las había situado terceras al término de la primera rotación, que encabezó el equipo español por delante de Bulgaria y del combinado que acabaría subiendo a lo más alto del podio.

Meses después, las cinco emprendían una aventura muy distinta, un viaje a la India para colaborar con un grupo de gimnastas amateur de Pune, la séptima localidad más poblada del país asiático. Un proyecto solidario en el que trabaron contacto con niñas que perseguían sus propios sueños pese a los escasos recursos con que contaban. Una experiencia que cambió su modo de ver la vida y cuyo impacto recoge la cinta.

El cortometraje, cuya presentación contó con la presencia de su director y de las subcampeonas olímpicas en Río, así como del presidente de la Federación, Jesús Carballo, plasma la capacidad que tiene el deporte para unir personas por encima de las barreras culturales y religiosas, incidiendo en el valor de la empatía como modo de afrontar la vida desde una perspectiva más justa, solidaria y enriquecedora.

«La idea era mostrar cómo el deporte puede unir a gente de culturas muy diferentes», señala el director de la cinta al explicar su concepción. Claro que una vez metidas en faena, la grabación llevó a sus protagonistas mucho más lejos. «Cuando volvieron, se dieron cuenta de que habían aprendido más de ellas que las chicas a las que fueron a ayudar», resalta. «Las vi muy relajadas, eran como esponjas», revela Agulló.

Coincide plenamente con su apreciación Sandra Aguilar, una de las protagonistas de esa ansiada plata alcanzada en Río. «Desde el primer momento fue un cambio brusco. Te das cuenta de la importancia de valorar los pequeños detalles y tanto ellas como nosotras aprendimos mucho». En esa idea incide Jesús Carballo, que revela que al principio les costó abrirse a las gimnastas pero que terminaron trabando hermosas amistades.

Un documental concebido con la intención de ofrecer un producto alegre y didáctico y al que pone música Zeltia Montes, nominada en 2017 a un Goya a la mejor canción original por el documental ‘Frágil equilibrio’. Una cinta que demuestra que incluso para los deportistas de élite hay mucho más en la vida que ganar medallas. Como señala una de sus protagonistas, «mucho más importante en la vida que acumular medallas es saborear el camino».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos