BALONMANO

Quita a uno de sus jugadores porque el rival no tenía el número suficiente

M. A. R.

badajoz. El deporte de base siempre estará por encima del más profesionalizado a la hora de dar lecciones. Ha ocurrido, una vez más, en el balonmano y en un partido en Extremadura, concretamente en Calamonte. Allí, el pasado 9 de febrero, el BM Sporting La Garrovilla tuvo un gesto que le honra y que va más allá de la consecución de un buen resultado. En la visita al BM Calamonte cadete B en el Polideportivo Municipal Miguel Periañez, su entrenador decidió jugar el encuentro con una pieza menos ya que su rival sólo tenía seis jugadores, uno menos de lo habitual en un septete titular.

Según informa Andrea Merle, de Deportes Cuatro, el choque acabaría con victoria para el BM La Garrovilla por 17-39, aunque es evidente que cuando suceden estas situaciones el verdadero beneficiado es el propio deporte, en este caso el balonmano de base. Es más, dicho gesto sería repetido en la segunda mitad, ya que la lesión de un adversario dejaba al local Calamonte con apenas cinco jugadores, por lo que el preparador quiso igualar las fuerzas por segunda vez. Digno de elogio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos